Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

‘Callejoneadas’ y fábulas en el Cervantino de Guanajuato

Audio 05:14
Benjamin Lazar et Louise Moaty, junto a Romain Falik en el laúd.
Benjamin Lazar et Louise Moaty, junto a Romain Falik en el laúd. © María Carolina Piña/RFI
Por: María Carolina Piña
8 min

Guanajuato ofrece todas las noches paseos en los que se recorren las calles cantando. Son las célebres “callejoneadas”. También se escucharon las fábulas de Jean de La Fontaine interpretadas en el marco de la programación francesa del Cervantino.

Anuncios

Las callejoneadas son una de las tradiciones más conocidas de Guanajuato. Son paseos nocturnos que se hacen por las calles de la ciudad colonial, de la mano de las  estudiantinas, jóvenes ataviados con trajes antiguos, que tocan guitarras y panderetas, y que van de ventana en ventana cantando divertidas canciones.

Mientras, en el Museo Iconográfico del Quijote, otro espectáculo iluminado con velas transportó al pasado. Se trata de las Fabulas de La Fontaine, interpretadas por el Teatro del incrédulo en el marco del Festival Cervantino. Esta compañía francesa es especialista del teatro del siglo XVII y de las antiguas formas de actuación. Así, las conocidas Fabulas de La Fontaine son narradas al público en un francés de otros tiempos, acompañadas con el suave timbre de una tiorba, un instrumento barroco parecido al laúd.

“En esta representación proponemos no un viaje en el tiempo, sino más bien una superposición de épocas. Es el presente del teatro en dialogo con una pasado imaginado de forma distinta, a la manera del siglo XVII. Es un teatro más dilatado, con una manera de declamar más amplia. Son pequeños detalles que transforman la lengua haciéndola más flexible y por ende, más musical”, explicó a RFI el director de teatro y actor Benjamin Lazar, fundador del Teatro del Incrédulo.

Jean de la Fontaine escribió más de 200 fábulas que son en realidad pequeñas obras de teatro en las que animales observan a los humanos con ironía. 15 de ellas fueron representadas en el Museo Iconográfico del Quijote, en Guanajuato.

“Aunque parezca mentira, me parece que es más fácil interpretar estos textos de esta forma. Las fábulas de La Fontaine fueron escritas para esta pronunciación. Así que cuando las contamos al estilo del siglo XVII, es como si todo encajara. Además, en las fábulas hay mucha teatralidad. Así que es muy placentero llevarlas a la escena”, agregó Louise Moaty, también del Teatro del Incrédulo.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.