"Soy inocente y no tengo nada que temer", dice actor francés Gerard Depardieu

Anuncios

Roma (AFP)

El popular actor francés Gerard Depardieu se declaró inocente este jueves de las acusaciones de violación y agresión sexual y aseguró que no tiene "nada que temer".

"Soy inocente", aseguró Depardieu en una entrevista al diario italiano La Repubblica, en la que asegura que se trata de acusaciones "infundadas". "No hay pruebas, no hay nada en mi contra", agregó.

"Para mí la investigación estaba archivada", explicó el actor en una entrevista concedida durante el rodaje de la nueva película del director Patrice Leconte.

Depardieu, que interpreta al célebre comisario Maigret, reiteró "el carácter totalmente infundado de las acusaciones".

"Lo único que puedo hacer es rechazar con términos muy claros todas las acusaciones, como ya lo hice ante los investigadores", insistió.

El actor, de 72 años, anunció que comparecerá ante el tribunal el 10 de marzo para reiterar su inocencia.

El martes, fuentes revelaron a la AFP que el actor había sido imputado el 16 de diciembre en París por "violación" y "agresiones sexuales" cometidas en 2018 contra una joven actriz.

El actor aseguró que "está muy sorprendido por la decisión del tribunal de abrir de nuevo la investigación", que había sido archivada "por falta de pruebas".

Depardieu aseguró que prefiere "evitar hablar" de la joven actriz que presentó la denuncia en su contra.

"Me parece terrible la cobertura mediática que han hecho del caso. Vivimos en una era dominada por un flujo continuo y despiadado de información", lamentó.

"Con todos estos canales en streaming, los nuevos medios de comunicación, los sitios web, las redes sociales, es como si uno viviera con un auricular que transmite constantemente noticias negativas y muchas veces falsas y sesgadas. Odio todo eso", agregó el actor, que se encuentra en libertad sin ningún tipo de control judicial.

La demandante, que tiene menos de 30 años, lo acusó de varias violaciones y agresiones sexuales que tuvieron lugar el 7 y 13 de agosto de 2018 en el domicilio parisino del actor.

Después de que la fiscalía de París archivara la investigación en junio de 2019, la actriz volvió a presentar denuncia y un juez de instrucción reabrió la investigación en agosto de 2020.