Beatificación del "médico de los pobres" de Venezuela será el 30 de abril con aforo limitado

La gente mira una imagen del médico venezolano José Gregorio Hernández fuera de la iglesia La Candelaria, que alberga sus restos, el 21 de junio de 2020 en Caracas
La gente mira una imagen del médico venezolano José Gregorio Hernández fuera de la iglesia La Candelaria, que alberga sus restos, el 21 de junio de 2020 en Caracas Federico PARRA AFP/Archivos
Anuncios

Caracas (AFP)

La beatificación de José Gregorio Hernández, conocido como el "médico de los pobres", será el próximo 30 de abril en Caracas, con un aforo restringido por la pandemia de covid-19, informó este miércoles la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV).

La logística de la celebración será "estrictamente" determinada "según la evolución del covid en las próximas semanas", informó el cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, en rueda de prensa.

"Bajo ningún concepto podemos pensar en una concentración multitudinaria como hubiera sido lo esperado en condiciones normales, de hecho, en caso de ser necesario, incluso evaluamos el escenario más extremo que sea una celebración sin presencia de fieles transmitida los medios audiovisuales", indicó.

El número dos del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, presidirá la ceremonia en el estadio de la Universidad Central de Venezuela, donde Hernández fue alumno y profesor, añadió.

La devoción une a millones de creyentes venezolanos. Nacido en la pequeña población de Isnotú (estado Trujillo, oeste) el 26 de octubre de 1864, Hernández, según la tradición, atendió gratuitamente a centenares de pacientes durante la epidemia de gripe española a principios del siglo XX.

El 19 de junio de 2020 fue aprobada la beatificación, luego que una comisión teológica integrada por siete expertos concluyera que un milagro de Hernández salvó la vida de la niña Yaxury Solórzano, gravemente herida durante un asalto, en marzo de 2017, cuando tenía 10 años.

La niña fue herida de bala en la cabeza cuando ladrones intentaron robarle la moto a su padre, y sufrió pérdida de masa encefálica y fractura craneal. Los médicos tratantes advirtieron que de sobrevivir quedaría con secuelas permanentes. Sin embargo, se recuperó por completo.

"Durante la intervención quirúrgica, la madre de Yaxury pidió con fervor la intercesión del Dr. José Gregorio Hernández ante Dios, y ella misma afirma que percibió su presencia de forma inmediata, cuando sintió una mano en el hombro y una voz que le habló: '¡Quédese tranquila, todo irá bien!'", reseña la CEV en una nota de prensa.

La beatificación es el último paso previo para la canonización como santo. Hasta ahora, ningún venezolano ha sido declarado santo por la Iglesia católica, aunque Hernández, fallecido el 29 de junio de 1919 en Caracas tras ser atropellado por un auto a los 54 años, es considerado como tal por millones de feligreses.