Guiliani, abogado de Trump, gana dos Razzies por su terrible escena en "Borat"

Rudy Giuliani ni siquiera sabía que iba a aparecer en la secuela de "Borat", que relata las aventuras de un periodista kazajo ficticio: fue engañado para realizar una supuesta entrevista en una habitación de hotel con la atractiva y coqueta hija de Borat
Rudy Giuliani ni siquiera sabía que iba a aparecer en la secuela de "Borat", que relata las aventuras de un periodista kazajo ficticio: fue engañado para realizar una supuesta entrevista en una habitación de hotel con la atractiva y coqueta hija de Borat Rey Del Rio GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos
Anuncios

Los Angeles (AFP)

La votación está hecha y no tiene sentido que Rudy Giuliani discuta el resultado: el abogado del expresidente estadounidense Donald Trump fue premiado el sábado con dos Razzies por su terrible "actuación" en "Borat Subsequent Moviefilm".

Los Razzies, o Premios de la Frambuesa de Oro, rinden homenaje cada año a lo peor del cine y se entregan la víspera de los premios Óscar, como burla a la autocomplacencia pomposa que se desarrollará la noche siguiente en Tinseltown.

Giuliani, exalcalde de Nueva York, ni siquiera sabía que iba a figurar en la secuela de "Borat", que relata las aventuras de un periodista kazajo ficticio: fue engañado para aparecer en las escenas de una supuesta entrevista en una habitación de hotel con la atractiva y coqueta hija de Borat, interpretada por la nominada al Óscar Maria Bakalova.

Mientras Bakalova espera saber si consiguió el codiciado galardón de la prestigiosa Academia, Giuliani fue seleccionado el sábado como el peor actor de reparto.

También compartió el galardón a la peor combinación de pantalla con "la cremallera de sus pantalones", después de que la infame escena de "Borat" terminara con Giuliani aparentemente metiendo la mano en sus calzoncillos, sin percatarse de las cámaras ocultas.

Más tarde insistió en que se estaba metiendo la camisa por dentro.

Los Razzies de este año fueron encabezados por "Music", un musical que suscitó polémica y burlas por su representación del autismo.

La cantante convertida en directora Sia, la actriz Kate Hudson y la actriz de reparto Maddie Ziegler ganaron cada una en su categoría.

La peor película fue para "Absolute Proof", un documental de Mike Lindell, el director general del fabricante de almohadas My Pillow, partidario de Trump.

La película, que promueve afirmaciones infundadas sobre un fraude en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, fue descrita por los organizadores de los Razzie como un "festival de noticias falsas de dos horas".

Lindell también fue nombrado peor actor en los ignominiosos premios, que concedieron un trofeo especial al año 2020 por "El peor año de la historia".

Los Razzies se otorgaron por primera vez en 1981 en Los Ángeles, idea de graduados en cinematografía de la UCLA y veteranos de la industria, que eligieron la frambuesa como símbolo de burla.