NBC saca de su programación los Globos de Oro, criticados por Hollywood

Anuncios

Los Angeles (AFP)

La cadena estadounidense de televisión NBC anunció el lunes que no emitirá la gala de los Globos de Oro el próximo año tras una avalancha de críticas contra la organización de los prestigiosos premios por su falta de diversidad y transparencia.

Tras meses de duros señalamientos, la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), un grupo de unos 90 periodistas que integran el jurado de los Globos de Oro, aprobó la semana pasada una serie de reformas destinadas a impulsar la inclusión y la representatividad de las minorías.

"Seguimos creyendo que la HFPA está comprometida con una reforma significativa. Pero un cambio de esta magnitud requiere tiempo y trabajo, y creemos firmemente que la HFPA necesita tiempo para hacerlo bien", dijo NBC en un comunicado.

"De modo tal que NBC no transmitirá los Globos de Oro 2022", agregó la cadena televisiva, enfatizando que tenía "esperanzas de transmitir el programa en enero de 2023" si los organizadores implementan su agenda de reformas.

El anuncio de NBC es un golpe para los Globos de Oro, cuya financiación depende en gran medida de los derechos de transmisión de la ceremonia, y algunos observadores de la industria del entretenimiento temen que no pueda sobreponerse.

La mayoría de los integrantes de la HFPA son corresponsales que trabajan habitualmente para medios conocidos y respetados en su país, como Le Figaro o El País de España.

Pero la reputación de este jurado ya se ha visto manchada en el pasado por la presencia de un puñado de algunas personalidades más sorprendentes, con escasa o desconocida actividad periodística.

La organización ha sido criticada reiteradamente por la falta de atención prestada a los artistas negros o pertenecientes a minorías, a menudo desairados en las listas de los Globos de Oro.

- "Cuestionamientos sexistas y racistas" -

El jueves pasado, los miembros de la asociación aprobaron por abrumadora mayoría una serie de metas, entre las que se cuenta un aumento del 50% en sus integrantes durante los próximos 18 meses, incluyendo más periodistas negros, así como la reforma del opaco y restrictivo sistema que rige las admisiones.

"El voto de la mayoría para reformar la Asociación hoy reafirma nuestra determinación de cambiar", dijo el presidente de la HFPA, Ali Sar.

"Debido a que entendemos la urgencia y el desafío de la transparencia, actualizaremos continuamente a nuestros miembros a medida que avanzamos para hacer que nuestra organización sea más inclusiva y diversa", escribió.

Sin embargo, el anuncio no fue suficiente para convencer a Hollywood. Netflix y Amazon Studios han dicho que no están interesados en trabajar con la HFPA hasta que se realicen cambios "significativos", mientras que Warner Bros. dirigió una carta a Ali Sar el lunes quejándose de que la agenda de reformas de la HFPA no iba "suficientemente lejos".

Hasta nuevo aviso, las filiales de cine y televisión de Warner "se abstendrán de cualquier interacción directa" con la organización, incluso con respecto a la participación de estrellas en eventos organizados por la HFPA.

"Somos muy conscientes de la energía que tuvimos que invertir para conseguir ruedas de prensa para un cierto número de artistas y creadores negros que indudablemente ofrecían obras de valor", lamenta la carta, citada por el sitio especializado Deadline.

"Estas mismas obras a menudo han pasado desapercibidas en sus nominaciones y premios".

Además, Warner Bros. menciona "conferencias de prensa en las que nuestros artistas se han enfrentado a problemas racistas, sexistas y homofóbicos. Durante demasiado tiempo, se han realizado solicitudes de gratificaciones, favores especiales y solicitudes poco profesionales a nuestros equipos y a otras personas" de la industria.

Estas declaraciones están en línea con las acusaciones lanzadas por la actriz Scarlett Johansson, quien este fin de semana contó que durante años se negó a participar en las ruedas de prensa de la HFPA por "preguntas y comentarios sexistas" que, según ella, "rayan en el acoso sexual".

Su colega Mark Ruffalo declaró recientemente que no podía sentirse "orgulloso ni feliz" por el Globo de Oro por la serie "I Know This Much Is True" que le otorgó en febrero una organización con "cultura del secretismo y la exclusión".