Artista chino Ai Weiwei expone en Portugal, donde decidió instalarse

Una persona visita la exposición "Rapto" del artista chino Ai Weiwei en el centro de exposiciones Cordoaria Nacional de Lisboa el 3 de junio de 2021. Una estatua de corcho, un panel de 'azulejos' o un rollo de papel higiénico de mármol: el artista chino Ai Weiwei ofrece a Lisboa una inmersión en su universo a través de sus grandes clásicos, pero también de nuevas creaciones para rendir homenaje a Portugal, donde se afianzó justo antes de la pandemia de Covid-19
Una persona visita la exposición "Rapto" del artista chino Ai Weiwei en el centro de exposiciones Cordoaria Nacional de Lisboa el 3 de junio de 2021. Una estatua de corcho, un panel de 'azulejos' o un rollo de papel higiénico de mármol: el artista chino Ai Weiwei ofrece a Lisboa una inmersión en su universo a través de sus grandes clásicos, pero también de nuevas creaciones para rendir homenaje a Portugal, donde se afianzó justo antes de la pandemia de Covid-19 PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP
Anuncios

Lisboa (AFP)

El artista chino Ai Weiwei propone a partir del viernes una inmersión en su universo en una exposición en Lisboa, donde muestra creaciones inéditas con materiales tradicionales de Portugal, el país donde decidió instalarse.

"¡Bienvenidos a mi país, Portugal!", dijo a los periodistas el artista, que se instaló en el Alentejo (sur) justo antes de la pandemia de covid-19.

"Me siento bien aquí... no siempre es fácil explicar por qué", comentó, en la presentación a la prensa de la exposición "Rapture" (rapto).

La muestra recorre la dualidad de la trayectoria de esta figura emblemática de la disidencia china, caído en desgracia por sus críticas al régimen de su país.

"La exposición muestra los dos lados de Ai Weiwei": el artista que saca la inspiración "de sus raíces culturales" y "el lado más activista de su obra", explicó Marcello Dantas, comisario de la muestra.

Es la ocasión para el público de descubrir las múltiples facetas del artista, conocido por sus compromisos militantes y sus obras de arte monumentales, como "Forever Bicycles", una instalación gigante compuesta por cientos de bicicletas idénticas, que abre esta exposición.

También están presentes otras obras emblemáticas, como "Snake ceiling", una gran serpiente pegada al techo, o "Law of the Journey", una lancha neumática con decenas de refugiados a bordo.

"Es la primera vez que estas obras están todas juntas en la misma exposición", destacó Ai Weiwei, que se siente muy creativo desde su instalación en Portugal.

"La pandemia ha sido trágica para el mundo pero para mí, este periodo ha sido muy productivo", admitió el artista de 63 años.

Entre las creaciones inéditas en la exposición figura una escultura de mármol de 1,60 m en forma de cilindro, que recuerda las carreras en los comercios por el papel higiénico durante los primeros meses de la pandemia.