El Atlético de Madrid también respira

Audio 04:19
Mario Mandžukić festeja su tercer gol con sus compañeros ante el Olympiacos, este 26 de noviembre en Madrid.
Mario Mandžukić festeja su tercer gol con sus compañeros ante el Olympiacos, este 26 de noviembre en Madrid. Reuters

Los rojiblancos consiguieron la clasificación a octavos de final de la Liga de Campeones.

Anuncios

El equipo de Diego Simeone devolvió las atenciones al Olympiacos, que lo había vencido en la primera jornada. Esta vez fueron los de Simeone los que dieron una lección de pragmatismo y buen fútbol para golear 4-0 al equipo heleno, y sellar la clasificación, aunque no el primer lugar del grupo. Hay que dar buena parte del crédito del triunfo al croata Mario Mandžukić, que anotó un triplete que dejó sin opciones al rival de la noche. También merece mención el futbolista que abrió el marcador, y allanó un encuentro que pudo ser más difícil, el mediocampista Raúl García que anotó su segundo gol en el torneo y sigue confirmándose como pieza esencial en el esquema del entrenador Diego Simeone.

La situación es más simple en el grupo A, el del Real Madrid, que ayer derrotó por la mínima diferencia al Basilea. Los madrileños sumaron una victoria que en cualquier otro caso sería anecdótica, pero que ayer tenía un peso adicional porque el triunfo en Suiza le permite al equipo igualar la racha de 15 victorias consecutivas (registros alcanzados por anteriores entrenadores como Miguel Muñoz y, más recientemente, José Mourinho), y quedar a un paso de establecer una nueva marca. El encuentro sirvió también para que Cristiano Ronaldo igualara a Raúl como máximo goleador histórico del torneo, y quedara apenas a 3 goles de Messi, líder con 74 tantos.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas