Saltar al contenido principal
El Deportivo de RFI

Chris Froome a pesar de todo

Audio 10:53
Chris Froome vencedor del Tour de Francia 2015
Chris Froome vencedor del Tour de Francia 2015 路透社照片/Eric Gaillard
14 min

El británico Crihstopher Froome obtuvo su segundo Tour de Francia tras quedar por delante del colombiano Nairo Quintana y el español Alejandro Valeverde. Como en 2013 el líder del Sky supo gestionar la renta que ganó en las primeras etapas de montaña para llegar a París vestido de amarillo.

Anuncios

El sueño amarillo que perseguía a Nairo Quintana se tornó en pesadilla cuando Chris Froome se despachó a gusto de todos sus rivales en la primera etapa pirenaica que concluyó en la inédita meta de la Pierre Saint Martin. Fue en esa carnicería donde se esfumaron las chances de todos los favoritos aunque realmente el “Tour” se escapaba para Nairo en la segunda etapa que concluyó en Zelanda, cuando se quedó atrapado con varios de sus compañeros en un abanico generado por las fuertes rachas de viento que azotaban a orillas del Mar del Norte. Si no hubiese sido por ese tropiezo, el colombiano se hubiera encontrado en otra tesitura para afrontar la última etapa alpina, en la que realmente demostró llegar en mejor forma que el líder del Sky.

A Nairo, que este año volvía a ganar la casaca blanca que le acredita como el mejor joven, se le esfumó el sueño amarillo por 1’10 segundos. Un tiempo demasiado escaso que invita a pensar con un futuro inmediato bastante prometedor. No se le puede echar en cara muchas cosas a su equipo Movistar, que vuelve a subir al podio como mejor escuadra participante además de completar esta edición con el tercer puesto de Alejandro Valverde. El veterano ciclista, exjefe de filas de Nairo, tuvo que cambiar este año sus galones por el de gregario de lujo para el colombiano. Se cambiaron las tornas pero queda la recompensa añadida de conseguir el podio que venía buscando durante su larga y exitosa trayectoria deportiva.

Todos contra Froome

Como ocurriese en 2013, el británico Christopher Froome supo aprovechar la renta obtenida en la primera parte del recorrido, para asegurarse su maillot amarillo en París. El flamante equipo Sky puso en marcha su maquinaria desde el minuto 0 y no desentonó a la hora de cumplir con sus rigurosas tácticas y detalles técnicos. Arropó a Froome en los abanicos, en las caídas de la primera semana, lo escoltaron en el “pavé”, realizaron una brillante contrarreloj y sobre todo lo llevaron en volandas durante la sentenciadora subida a la Pierre Saint Martin. Froome, que lleva el dolor por bandera, este año tuvo que sufrir más de la cuenta.

Además de defender su condición de patrón del “Tour” tuvo que aguantar las críticas y sospechas que muchos medios locales vertieron contra él y que se fueron disipando a medida que Bardet o Pinot salvaban el honor patrio. Pero lo que acabó por dar la razón a Froome fue su humanización durante las etapas alpinas en las que se mostró más vulnerable ante un Nairo Quintana que estuvo a punto de dar al traste con todos sus planes.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.