Saltar al contenido principal
Programa Especial

El maillot amarillo tiene dueño belga en Le Lioran

Audio 03:58
Greg Van Avermaet, el nuevo líder del Tour de Francia 2016.
Greg Van Avermaet, el nuevo líder del Tour de Francia 2016. REUTERS/Juan Medina
Por: Angélica Pérez
7 min

Con los brazos en alto cruzó de primero la meta final en Le Lioran el belga Greg Van Avermaet, quien en los últimos 17 kilómetros dejó atrás para un segundo lugar a su rival y compatriota Thomas de Gendt y arrebató sin compasión el maillot amarillo al eslovaco Peter Sagan.

Anuncios

Con audacia e imaginación, nueve ciclistas emprendieron la escapada en la salida en Limoges pero sólo tres de ellos aseguraron hasta el final de esta quinta etapa que inauguraba la montaña con el ascenso a Le Lioran, en el Macizo Central.

En la primera etapa de montaña del Tour, los favoritos “no dieron sus piernas a torcer” y el equipo Movistar quedo muy bien parado en esta etapa. Romain Bardet borró del grupo de los favoritos al español Alberto Contador, quien sigue sufriendo los impactos de sus dos caídas en las primeras jornadas del Tour, y Alejandro Valverde ocupa el tercer lugar de la clasificación general.

Este jueves 7 de julio, el Tour deja los encumbrados toboganes del Macizo Central y sigue bajando hacia el sur en busca de los Pirineos. Pero antes, un aperitivo para los corredores expertos en escapadas: 190,5 kilómetros pedaleados entre Arpajon-sur-Cère y Montauban en una sexta etapa que despide la región de Cantal para atravesar el departamento del Aveyron en el centro-sur de Francia, con sus pequeñas cuestas y caminos ondulados en medio de paisajes medievales y pueblitos como sacados de un cuento de hadas y brujas.

¡Feliz cumpleaños Poulidor!

En el espacio de Paisajes y Leyendas, iremos a Saint-Léonard-de-Noblat, un pueblecito empotrado en el Macizo Central francés y cuyos habitantes celebraron este miércoles, en la plaza central, el cumpleaños de su hijo célebre: Raymond Poulidor. La leyenda del ciclismo francés vino a festejar sus 81 años justo el día en que el Tour de Francia 2016 inaugura la montaña con el ascenso a Le Lioran.

En medio del festejo popular, el pelotón pasó por el pueblo Saint-Léonard-de-Noblat, siguiendo la ruta llena de ascensos y descensos y de vueltas en espiral por las que Poulidor, hijo de campesinos, vivió su juventud montado en dos ruedas.

Ocho veces en el podio de los tres mejores, siete victorias de etapa, pero nunca campeón del Tour. Poulidor, amado por el pueblo francés justamente por la manera apacible con la que siempre manejó esa fatalidad ineluctable que lo condenó a ser el eterno segundo del Tour de Francia.

Excepto en aquella ocasión, en 1964, cuando por unos instantes Poulidor fue el vencedor en los Campos Elíseos hasta que, en una nueva jugarreta de su destino trágico, le anunciaron que su triunfo se debía a un error del cronómetro. Poulidor tuvo, entonces, que ceder la victoria a Anquetil quien lo había vencido tan sólo por milésimas de segundos.

Poulidor fue derrotado por grandes como Anquetil y como el caníbal Merckx, y por otros de menos talla que él. Fue un dios montado en la bicicleta pero maldito en los caminos donde lo asaltaron pinchazos, caídas y hasta motocicletas que lo arrollaron. Poulidor, ¡el mejor eterno segundo del Tour!
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.