Saltar al contenido principal
Crónicas Deportivas

La Vuelta abre la puerta al Tour

Audio 02:19
Le peloton passant devant la pyramide du Louvres à Paris lors de la dernière étape du Tour de France 2019 entre Rambouillet et les Champs Elysées, le 28 juillet.
Le peloton passant devant la pyramide du Louvres à Paris lors de la dernière étape du Tour de France 2019 entre Rambouillet et les Champs Elysées, le 28 juillet. POOL/AFP/Archives
6 min

El más que posible cambio de fecha del Tour de Francia para el mes de agosto podría recolocar el inicio de la Vuelta a España, según comentó su director, Javier Guillen, a RFI.

Anuncios

Si la Eurocopa o Roland Garros previstos inicialmente para el mes de junio han sido postergados, como un gran número de eventos deportivos fijados en este periodo, aún no se ha decidido nada sobre el Tour de Francia de ciclismo.

Según pasan los días parece más complicado que la gran prueba ciclista del calendario anual se pueda desarrollar del 26 de junio al 19 de julio. Es por ello que los organizadores de la “Grande Boucle” prevén actualmente otras soluciones como la de arrancar en el mes de agosto. Tan solo habría un pequeño inconveniente: coincidiría con el desarrollo de la Vuelta a España.

Sin embargo, el director de la ronda ibérica, Javier Guillen, confesaba a RFI su deseo de dar prioridad al Tour:

"A la Vuelta, como al ciclismo, como a la sociedad mundial… Que se haga el Tour es lo más beneficioso que nos puede pasar a todos. Para la Vuelta, su vocación es que se haga pero también que se haga el Tour. Hoy por hoy, el Tour está previsto para que se inicie en junio. Pero si la ronda gala tuviera que realizar algún movimiento en sus fechas para que hubiera todas las garantías de realizarse, nosotros tomaríamos alguna decisión. Tan importante para la Vuelta es la Vuelta como para el ciclismo es el Tour y en esa tesitura la Vuelta siempre va a estar apoyando y ayudando a la que es la carrera y evento deportivo más importante del mundo".

Para el máximo mandatario de la carrera ciclista española, el Tour no desluciría en un cambio de fechas siempre que se celebrase durante el periodo estival. “El Tour está asociado al verano y tan verano es agosto como lo es el mes de julio. Estamos viviendo una situación excepcional y todo podría caber en aras de tener el mejor Tour de Francia posible que es para lo que se está trabajando. Lo importante es que saquemos las carreras adelante y cuando sea, creo que en este momento no es lo de menos”, afirmó con rotundidez.

Por último Javier Guillem se mostró preocupado por la postergación de las diferentes clásicas y critériums que deberían haberse desarrollado durante esta primavera, aunque se mantiene optimista para recuperar gran parte de ellas en lo que resta de calendario.

“Creo que no se podrá salvar la temporada de ciclismo recolocando todas las cerras que han sido canceladas. Aún estamos a tiempo de que se hagan las tres grandes (Giro, Tour y Vuelta) y las clásicas de primaveras, pero todo dependerá de cuando vuelva a arrancar la temporada. Si a partir del 1 de julio se pudiera retomar la competición, creo que sí estamos a tiempo de salvar, pero mientras no tengamos unas garantías sanitarias que nos permitan hacer las carreras es muy difícil especular con una fecha de inicio”.

Mientras tanto la Vuelta es la única de las tres grandes carreras ciclista que aún mantiene su fecha prevista para el 14 de agosto. El Giro a pesar de no tener aún decidido su futuro, cuenta con más fuerza celebrarse durante el mes de octubre. Todo dependerá de la decisión de los organizadores del Tour que en los próximos días anunciarán su plan B y con él seguramente se trastocaría el calendario para las tres grandes.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.