El belga Stuyven sorprende a los favoritos y gana la Milán-San Remo

El belga Jasper Stuyven (C), del equipo Trek, celebra en el podio tras ganar la clásica de un día Milán-San Remo el 20 de marzo de 2021 en San Remo
El belga Jasper Stuyven (C), del equipo Trek, celebra en el podio tras ganar la clásica de un día Milán-San Remo el 20 de marzo de 2021 en San Remo Tommaso PELAGALLI AFP
Anuncios

San Remo (Italia) (AFP)

El belga Jasper Stuyven (Trek) ganó este sábado la Milán-San Remo, la primera gran clásica de la temporada ciclista, que es también la carrera más larga del año, con 299 kilómetros.

Stuyven atacó en la parte final, a 2,5 kilómetros de la llegada, y se impuso a los favoritos, conservando una corta ventaja sobre los esprinters.

"En la salida había tres corredores muy fuertes y no pensaba ser capaz de ganar, pero tuve un gran día", celebró el protagonista del día.

El australiano Caleb Ewan se hizo con la segunda plaza, una posición que ya logró en 2018, entrando en meta delante del belga Wout van Aert, ganador de la anterior edición de la prueba.

"Esta vez estoy bastante decepcionado", admitió Ewan.

El eslovaco Peter Sagan se clasificó cuarto, mientras que el holandés Mathieu van der Poel, el gran favorito junto a Van Aert, fue quinto.

El campeón del mundo, el francés Julian Alaphilippe, pasó al ataque, como estaba previsto, en el Poggio, la última dificultad del recorrido.

Pero a la inversa de las dos ediciones precedentes, el francés (16º al final) no pudo lograr una ventaja suficiente.

Un grupo de una docena de ciclistas llegó en cabeza a la cumbre del Poggio, para afrontar el descenso con el neoprofesional británico Tom Pidcock liderando el grupo.

Stuyven atacó al final del descenso y fue alcanzado cuando quedaba un kilómetro por el danés Soeren Kragh Andersen.

Si Andersen fue alcanzado por sus perseguidores a unos 100 metros de la meta, en la Via Roma, Stuyven sacó de donde pudo sus últimas fuerzas para conservar una corta ventaja y ganar, a sus 28 años, el primer "monumento" de su carrera.

- Frustración entre sus rivales -

Profesional desde 2014, había ganado el año pasado la carrera Het Nieuwsblad.

En los "monumentos", las principales carreras de un día de la temporada, había obtenido hasta ahora sus mejores resultados en la París-Roubaix (cuarto en 2017, quinto en 2018).

Stuyven dio así una lección a nombres que llegaban con expectativas mucho más altas.

"Es una Milán-San Remo agridulce para mí", reconoció Peter Sagan, que no ha conseguido ganar esta prueba en once participaciones en ella. Terminó este sábado reconociendo estar "un poco enfadado por haber desperdiciado la oportunidad".

Van der Poel soñaba por su parte con ganar esta prueba 60 años después que lo hiciera su abuelo, la leyenda francesa Raymond Poulidor, pero no lo logró.

Van Aert considera que se equivocó de estrategia en la parte final y que por ello no pudo revalidar su victoria del año pasado.

"Hoy fue difícil tomar las decisiones correctas en el final", dijo, antes de felicitar a Stuyven, "un gran vencedor" este año en 'La Classicissima'.