Montecarlo inicia la cuenta atrás hacia Roland Garros

Foto tomada el 21 de febrero de 2021, del serbio Novak Djokovic celebrando un punto contra el ruso Daniil Medvedev durante la final de individuales masculinos en el  torneo Abierto de Australia en Melbourne
Foto tomada el 21 de febrero de 2021, del serbio Novak Djokovic celebrando un punto contra el ruso Daniil Medvedev durante la final de individuales masculinos en el torneo Abierto de Australia en Melbourne Paul CROCK AFP/Archivos
Anuncios

Mónaco (AFP)

El primer gran torneo de la temporada europea sobre tierra batida, el Masters 1000 de Montecarlo, arranca el domingo con Novak Djokovic y Rafa Nadal como favoritos, aunque teniendo que lamentar las ausencias de Roger Federer y Dominic Thiem.

Se trata del regreso de este emblemático torneo, después de que en 2020 tuviera que ser cancelado por la pandemia del covid-19.

. Estrellas en la pista

Djokovic y Nadal, que no han jugado desde el Abierto de Australia que ganó el tenista serbio, estarán de nuevo en acción, empezando así su cuenta atrás hacia Roland Garros (30 mayo-13 junio).

Djokovic iniciará el lunes su semana número 316 como número uno mundial y está centrado ahora sobre todo en los torneos del Grand Slam, igual que Nadal, para buscar el récord de títulos en 'grandes'.

Nadal igualó en Roland Garros 2020 el récord de 20 trofeos del Grand Slam que tenía en solitario Federer y Djokovic está en 18 tras su éxito en febrero en Melbourne.

Montecarlo supone el primer examen para ambos pensando en la gran cita parisina.

Las dudas respecto a ambos están centradas en su estado físico. ¿Se habrá recuperado el número uno mundial serbio de su desgarro abdominal? ¿Y la estrella española, número tres del ránking ATP, de sus problemas de espalda?

Para ver un Djokovic-Nadal en la arcilla monegasca habría que esperar a la final, ya que ambos circularán por distinta parte en el cuadro.

Nadal, 'rey de la tierra batida', aspira a su duodécimo título en el Principado y este sábado se entrenó bajo la atenta mirada de su entrenador Carlos Moyà y de su tío Toni Nadal, que estaba en el lugar, aunque para supervisar al canadiense Felix Auger-Aliassime, su nuevo pupilo y en esta ocasión compañero de entrenamiento de Rafa.

El ruso Daniil Medvedev, número dos mundial, intentará aproximarse en la clasificación ATP a Djokovic, pero sus resultados en tierra batida arrojan muchos interrogantes y él es consciente de ello.

"Quizás en 2050 consiga superar la primera ronda en Roland Garros", ironizó el propio Medvedev en redes sociales, aludiendo a las cuatro veces que ha caído en su partido de debut en el gran torneo de París.

Aspirarán también al título en Montecarlo este año el griego Stefanos Tsitsipas (5º), el alemán Alexander Zverev (6º) y el ruso Andrey Rublev (8º). Sin olvidar la posibilidad de sorpresas como el polaco Hubert Hurkacz (16º y reciente campeón en Miami) o el italiano Jannick Sinner (23º), subcampeón en Florida.

El italiano Fabio Fognini (18º) defenderá el título que logró en Montecarlo en 2019.

. Sin Federer, ni Thiem, ni público

La principal ausencia en el torneo será el suizo Roger Federer.

El veterano tenista de Basilea reapareció en Doha el pasado mes, después de trece meses sin competir y de dos operaciones en la rodilla derecha.

Pese a ello, Federer ha decidido retrasar su entrada en la temporada sobre tierra. En Montecarlo no participa desde 2016 y nunca ha sido campeón allí.

Se espera su presencia para el torneo de Madrid (2-9 de mayo).

El otro tenista al que se echará mucho de menos es el austríaco Dominic Thiem (4º), uno de los principales jugadores sobre tierra.

Thiem ya renunció a participar en Miami y explicó que no estaba al 100% y que prefería centrarse en entrenar sobre tierra en Austria.

Más allá de la lista de jugadores, se echará también de menos al público, ya que el torneo se disputará a puerta cerrada por las restricciones sanitarias, que dejarán vacías las gradas de la pista Rainiero III.

El sol tampoco parece estar invitado a la cita, al menos en los primeros días, donde las previsiones no son positivas. El pronóstico es incluso de lluvia para el domingo y el lunes, lo que amenaza con deslucir el regreso de este torneo dos años después de su anterior edición.