Número 2 del partido gobernante en Japón pide decisión "prudente" sobre los Juegos

Anuncios

Tokio (AFP)

Japón debe tomar una decisión "prudente" sobre la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio este verano, advirtió uno de los principales políticos japoneses, cuando el país sufre un aumento de casos de coronavirus.

Toshihiro Nikai, secretario general del Partido Liberal Democrático (PLD) y número dos de esta formación conservadora en el poder, también quiere que los expertos determinen si es viable celebrar los Juegos Olímpicos previstos del 23 de julio al 8 de agosto después de haber sido aplazados un año en 2020 debido a la pandemia, informó la agencia Jiji.

"Se necesitará una decisión prudente en el futuro", dijo Nikai cuando se le preguntó sobre los Juegos, informó Jiji Press el lunes por la noche.

Preguntado sobre las condiciones necesarias para celebrarlos de forma segura, añadió: "Hay expertos olímpicos. Es importante esperar el criterio de los expertos".

A mediados de abril, Nikai declaró que la cancelación de los Juegos sigue siendo una opción si la situación sanitaria se agrava.

"Tendremos que anular (los Juegos) sin dudarlo si ya no es posible" celebrarlos, declaró a la televisión japonesa TBS.

Todos los sondeos muestran desde hace meses que la mayoría de la población japonesa sigue oponiéndose a los Juegos este año. Prefiere que se cancelen o aplacen otra vez.

Tokio y otros departamentos se encuentran bajo el régimen de un estado de emergencia debido al coronavirus, que durará al menos hasta finales de mayo. La situación obligó a los organizadores de los Juegos Olímpicos a anunciar este lunes un aplazamiento de la visita que tenía previsto realizar este mes el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

Los directivos olímpicos sostienen que los Juegos se pueden celebrar "de forma totalmente segura" y han publicado normas muy estrictas que, según dicen, evitarán la propagación del virus.

Han organizado una serie de tests en los últimos días, incluso con atletas internacionales, demostrando, según ellos, que sus reglas garantizarán la seguridad de los Juegos.

Pero la preocupación persiste: el sistema médico japonés está bajo presión y la vacunación progresa muy lentamente.

Los tenistas japoneses Naomi Osaka y Kei Nishikori pidieron una "discusión" sobre la viabilidad de los Juegos.