Estadounidense Haney retiene título de peso ligero ante venezolano Linares

Devin Haney (izquierda lanza un golpe contra Jorge Linares en el combate del sábado en Las Vegas (Nevada).
Devin Haney (izquierda lanza un golpe contra Jorge Linares en el combate del sábado en Las Vegas (Nevada). David Becker GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP
Anuncios

Las Vegas (Estados Unidos) (AFP)

El prometedor boxeador estadounidenseDevin Haney venció el sábado por decisión unánime al venezolano Jorge Linares y retuvo su cinturón de peso ligero del CMB en un emocionante combate en el que estuvo contra la pared en los últimos asaltos.

Hasta ese momento, Haney había dominado esta pelea celebrada en Las Vegas (Nevada) y acabó llevándose el triunfo con tarjetas de 116-112, 116-112 y 115-113.

El estadounidense, de 22 años, se mantiene invicto con un balance de 25 victorias, 15 de ellas por nocaut, y se queda con el cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el último que le falta a su compatriota Teófimo López para ser campeón indiscutido de la categoría (135 libras/61,2 kg).

"Quiero los combates más importantes. Si Teófimo López es el siguiente, hagámoslo por todos los cinturones", pidió el púgil californiano al final del combate.

Haney pasó el sábado la mayor prueba de su carrera ante el veterano Linares, ex campeón mundial de tres categorías.

A sus 35 años, Linares llegaba con la confianza de su espectacular nocaut ante el estadounidense Carlos Morales en febrero de 2020 y con deseos de recuperar el título de peso ligero, que ostentó entre diciembre de 2014 y mayo de 2018.

Haney arrancó con más fuerza la pelea exhibiendo su velocidad de movimientos y un poderoso jab, con el que tomó rápidamente ventaja en los puntos.

El estadounidense acabó con un total de 215 golpes conectados por 116 de su rival.

Linares dejaba algunas muestras de su categoría en acciones puntuales pero Haney dominó con cierta amplitud la primera mitad de la pelea.

En la segunda, el venezolano comenzó a recortar distancia y encontró su momento al final del décimo asalto, cuando combinó tres poderosos golpes que dejaron temblando a Haney.

Al volver al ring, Linares fue directo a por su aturdido rival, que aguantó la embestida y logró mantenerse en pie.

En una desesperada búsqueda del nocaut, Linares lo intentó todo en el último asalto mientras Haney se le abrazaba continuamente para llegar vivo a la última campana.

El público del Mandalay Bay Resort and Casino de Las Vegas, que apoyó con fuerza al estadounidense toda la noche, se le volvió en contra y le abucheó por sus artimañas.

Linares, que ha sido campeón de peso pluma, superpluma y ligero, se queda con un balance de 47-6 con 29 nocauts.