Copa América

La Copa América está en un limbo, con la salida de Argentina y de Colombia

El exfutbolista brasileño Juninho Paulista presentó el trofeo de la Copa América en la ceremonia del sorteo en diciembre de 2019.
El exfutbolista brasileño Juninho Paulista presentó el trofeo de la Copa América en la ceremonia del sorteo en diciembre de 2019. Juan BARRETO AFP/File

La competición regional de fútbol iba a celebrarse por primera vez en su larga historia entre dos países, Colombia y Argentina. Sin embargo, ambos países se han bajado de la cita, el primero por los disturbios sociales y el segundo por la pandemia de coronavirus. Ahora la Conmebol tiene por delante la difícil tarea de encontrar uno o dos sustitutos en menos de dos semanas.

Anuncios

El ya centenario torneo sudamericano de fútbol se ha quedado sin casa. Primero le tocó a Colombia decirle adiós a la competición, a causa de las protestas sociales, paros y bloqueos de carreteras que empezaron el 28 de abril y que han encontrado una fuerte represión, con decenas de muertos. Este domingo fue el turno de Argentina de alejarse del torneo. La Conmebol lo anunció en un tuit.

Argentina está en la cresta de la ola del coronavirus, con más de 40.000 contagios diarios la semana pasada y 77,000 muertos hasta el momento. El gobierno de Alberto Fernández había exigido en los últimos días un severo protocolo sanitario para albergar la competición. Además, según un sondeo de la firma Poliarquía difundido el jueves, el 70% de los argentinos respondió que su país "no debería organizarla", mientras que solo 20% se expresó a favor y 10% no supo qué responder.

Varios jugadores de fútbol también se pronunciaron contra la realización del evento en medio de la pandemia. "Me llama la atención que se juegue la Copa América con la situación que se vive", dijo el uruguayo Luis Suárez al llegar el fin de semana a Montevideo para sumarse a la Celeste de cara a una doble fecha de la clasificatoria sudamericana al Mundial Catar-2022 que se disputará el 3 y el 8 de junio próximo. También Edinson Cavani se mostró contrariado por la organización del certamen continental y dijo que los futbolistas no tienen "ni voz ni voto".

Ahora la Conmebol tiene que encontrar uno o dos países que puedan acoger la competición en el último minuto. Uno de los principales candidatos es Chile, donde más de la mitad de los adultos completaron su pauta de vacunacion anti COVID-19. También se baraja la posibilidad de reubicar la Copa América en Estados Unidos, donde la inmunización contra el coronavirus está también muy avanzada. El balón debe empezar a rodar el 13 de junio, pero por el momento no se sabe en qué cancha.

Con AFP.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas