La Armada de Cuba entra en acción en el boxeo de Tokio

Tokio (AFP) –

Anuncios

Segunda potencia histórica del boxeo olímpico, Cuba irrumpirá el martes en el ring de los Juegos de Tokio con dos medallistas como avanzada y, de nuevo, sin ninguna mujer en la delegación.

El veterano Roniel Iglesias, oro en Londres-2012 y bronce en Pekín-2008 en peso welter, y Julio César La Cruz, oro en Rio-2016 en semipesado, serán los primeros miembros del ambicioso equipo cubano en desfilar por la arena Kokugikan.

La isla caribeña suma 37 oros (73 medallas en total) en los Juegos por 50 (114) del decaído Estados Unidos, que acumula tres ediciones sin subir a lo más alto del podio.

Cuba también tuvo un discreto paso por Londres-2012 pero cuatro años después coleccionó tres oros y tres bronces, impulsando la mejor actuación de Latinoamérica en boxeo desde Atenas-2004.

En Tokio aterriza con un potente combinado de siete púgiles para lograr el triunfo como equipo (en Rio fue superado por Uzbekistán), seguir recortando camino a Estados Unidos e inscribir nuevas hazañas individuales.

Eso intentará Lázaro Álvarez que, en caso de lograr una medalla en el peso pluma (52-57 kg), se convertirá en el primer púgil en coleccionar preseas de tres categorías diferentes.

Álvarez, que debutará el miércoles ante Daniyal Shahbakhsh (Irán), cuenta ya con dos bronces en peso gallo en 2012 y en ligero en 2016 a sus 30 años.

Por su parte 'La Sombra' La Cruz, capitán del equipo desde hace una década, ha dado el salto al peso pesado (81-91 kg) después de cosechar el oro de Rio-2016 y cuatro títulos mundiales como semipesado.

"Me he adaptado muy bien al cambio de división", dijo La Cruz en una entrevista con la AFP antes de viajar a Japón.

"Me favoreció un año sabático por cuestiones de la covid para adaptarme", afirmó. Los 91 kilos es "una división fuerte, pero creo que todo va a seguir normal".

#photo1

De coronarse, el peleador de Camagüey se uniría a un selecto club de seis boxeadores con oros en dos pesos distintos y se aproximaría a las alturas de Teófilo Stevenson y Félix Savón, las grandes leyendas cubanas con tres oros cada uno en sus vitrinas.

La Cruz, de 31 años, arrancará su camino en los octavos de final ante Elly Ajowi Ochola (Kenia), de 38.

- Sin mujeres en el ring -

Cuba tiene también puestas muchas esperanzas en Arlen López, que estrena el miércoles su andadura en el peso semipesado (75-81 kg) ante el argelino Mohammed Houmri, verdugo en la preliminar del venezolano Nalek Korbaj.

López, de 28 años, es otro de los tres campeones cubanos en los pasados Juegos que se han alistado para Tokio, ascendiendo también de categoría desde el peso medio.

#photo2

Los demás miembros del equipo actual son Yosbany Veitia (peso mosca), olímpico en Londres-2012 y Rio-2016, y los debutantes Dainier Peró (superpesado) y Andy Cruz (ligero).

Cruz, de 25 años, es otro de los buques insignias cubanos gracias a sus triunfos en los dos últimos Mundiales y Juegos Panamericanos.

Imbatible por décadas sobre el ring a nivel amateur, con 77 títulos mundiales, Cuba luce un envidiable palmarés en boxeo pese a que algunas de sus estrellas abandonaron la isla para probar fortuna en el pugilismo profesional.

El doble campeón olímpico Robeisy Ramírez protagonizó la fuga más reciente durante una concentración en México en 2018.

La hoja de servicios de Cuba en Tokio se puede ver afectada tanto por la retirada de dos categorías masculinas como por su ausencia en el boxeo femenino, incorporado al programa olímpico en Londres-2012.

Cuba cuenta con representación femenina en muchos otros deportes, incluida la halterofilia y la lucha desde 2006, pero esa barrera sigue vigente para el boxeo.