El guatemalteco Cordón continúa su cuento de hadas en el bádminton de Tokio-2020

Tokio (AFP) –

Anuncios

El guatemalteco Kevin Cordón sigue su cuento de hadas en el bádminton de Tokio-2020 y está a un paso de una histórica medalla. El jugador centroamericano logró este sábado un ilusionante pase a semifinales al derrotar al surcoreano Kwanghee Heo por 21-13 y 21-18.

Cordón, de 34 años, solo necesitó 42 minutos para deshacerse de su rival y pasar a semifinales, donde se medirá el domingo al ganador del duelo de cuartos entre el danés Viktor Axelsen, cuarto cabeza de serie, y el chino Yu Qi Shi, undécimo preclasificado.

De este modo, Cordón lucharía el lunes por el bronce o el oro.

"Soy todavía como un niño, jugando como un niño, divirtiéndome, tratando de dar lo mejor", afirmó el jugador guatemalteco, que dejó su hogar a los 12 años para iniciar su sueño olímpico.

#photo1

"¿Se pueden creer que estoy en una semifinal olímpica en este momento? Esta sensación es simplemente maravillosa", añadió Cordón.

El surcoreano Kwanghee Heo había dado la sorpresa en octavos de final al derrotar al favorito al oro y número uno mundial, Kento Momota.

Cordón, por su parte, se había impuesto al holandés Mark Caljouw en octavos.

- Cuarta presencia olímpica -

El guatemalteco, en sus tres anteriores participaciones en Juegos Olímpicos, tenía como mejor resultado los octavos de final en Londres-2012, ampliamente superado en esta edición con al menos las semifinales.

Guatemala solo ha subido una vez al podio en la historia de los Juegos Olímpicos, cuando Erick Barrondo logró la medalla de plata en los 20 km marcha en Londres-2012.

#photo2

Tras su victoria en cuartos de final, Cordón, que perdió a su hermano Marvin en un accidente de tráfico en 2013 y al que ha dedicado los anteriores triunfos, se echó las manos a la cara, incrédulo por lo que está consiguiendo.

"Si comparas Guatemala en bádminton con cualquier otro país en Europa o Asia, no es lo mismo. Esa es la realidad. Pero tenemos una cosa en común. Somos iguales cuando juegas con el corazón", dijo Cordón tras su victoria.

Cordón afirmó que la gente en su nación de Centroamérica está pegada a sus partidos, pese a las quince horas de diferencia respecto a Tokio, pero sus padres no están siguiendo su participación.

"Estoy cien por cien seguro de que no vieron el partido", dijo Cordón.

"Son bastante mayores. Nunca me han visto jugar en toda mi carrera. No es porque no me quieran, sino porque se ponen muy nerviosos. Cuando juego, mi hermano ve el partido y les dice si he ganado o he perdido", afirmó el jugador guatemalteco.

- Difícil semifinal -

Cordón, cuyo padre lo bautizó con el nombre de Kevin en homenaje a un futbolista inglés de los años setenta y ochenta, Kevin Keegan, sabe que no lo tendrá fácil en semifinales contra el segundo jugador mundial Viktor Axelsen o el chino Yu Qi Shi.

"Es muy difícil jugar con estos jugadores que son de clase mundial y a los que solo ves en televisión o por internet", explicó el centroamericano.

"Cuando entrenas con el corazón, cuando entrenas con paciencia, todo esto acaba viniendo a tu vida", concluyó el feliz semifinalista olímpico de bádminton.

En una histórica mañana sabatina para Guatemala, Luis Carlos 'Tritón' Martínez, primer nadador de su país en alcanzar una final olímpica, terminó en séptima y penúltima posición en los 100 metros mariposa, con un crono de 51.09.

En esa carrera, el estadounidense Caleb Dressel sumó su tercer oro olímpico en Tokio-2020, hacia su objetivo de seis títulos en esta edición, al imponerse con un crono de 49 segundos y 45 centésimas, nuevo récord mundial.