Los boxeadores Cruz y Veitia pasan a cuartos y mantienen la imbatibilidad de Cuba

Tokio (AFP) –

Anuncios

Los púgiles cubanos Andy Ruiz y Yosbany Veitia solventaron con contundencia sus cruces de octavos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 y mantuvieron la imbatibilidad de su país en este torneo.

Cruz, la nueva figura de la prestigiosa escuela cubana, venció al británico Luke McCormack por decisión unánime (5-0) en los octavos del peso ligero (57-63 kg).

El cubano, de 25 años, dio una primera muestra en Tokio del demoledor estilo con el que se proclamó campeón mundial y panamericano en 2019.

Potente, afilado y con el juego de pies característico del boxeo isleño, Cruz tomó una amplia ventaja en las puntuaciones durante los dos primeros asaltos.

En el tercero y definitivo, Cruz mantuvo la distancia y se concentró en recibir el menor desgaste posible pensando en el cruce de cuartos del martes, en el que podrá asegurar su primera medalla olímpica.

Al cubano le quedaron fuerzas para celebrar la victoria con un pequeño baile en el centro del cuadrilátero, dedicado a los miembros de la delegación que le apoyaron en la grada.

Por su parte, Yosbany Veitia venció con claridad al ghanés Tetteh Sulemanu y avanzó a los cuartos del peso mosca (48-52 kg).

Veitia hizo también su estreno sobre el ring de la arena Kokugikan exhibiendo un rápido y efectivo boxeo que resultó inalcanzable para Sulemanu, al que derrotó por decisión unánime (5-0).

Campeón del mundo en 2017 y quinto lugar de los Juegos de Rio-2016, Veitia conectó los mejores golpes a la vez que le sobraba velocidad para esquivar las intentonas de su rival.

Veitia, de 29 años, tendrá la oportunidad de asegurar su primera medalla olímpica en los cuartos del martes ante el británico Galal Yafai.

Con estos triunfos el equipo cubano, segunda potencia histórica en el boxeo olímpico, se mantiene invicto en Tokio-2020 después de 10 combates, con tres medallas ya garantizadas hasta ahora por sus siete púgiles.

El boxeo, deporte emblema olímpico de Cuba, conquistó tres medallas de oro y tres de bronce en Rio-2016.

El objetivo mínimo del equipo en Tokio-2020 son cuatro medallas, incluidos dos oros, dijo esta semana a la AFP su entrenador jefe, Rolando Acebal.