Mexicana Pemex perdió USD 23.000 millones en 2020 en la "peor crisis" de su historia

Anuncios

México (AFP)

Pemex, la petrolera estatal de México, registró pérdidas por casi 23.000 millones de dólares en 2020, cuando enfrentó la "peor crisis de su historia" a raíz de la pandemia del covid-19, anunció este viernes la empresa.

"Al cierre del ejercicio 2020, Petróleos Mexicanos registró una pérdida neta" de 481.000 millones de pesos (22.976 millones de dólares), frente a 347.900 millones de pesos de 2019 (16.588 millones de dólares), señala el reporte.

Las pérdidas de 2020 son superiores en 38% a las de 2019, según el balance, que detalló que en el mismo lapso las ventas totales cayeron 32%.

Debido a la pandemia, "2020 fue un año de gran complejidad para la humanidad" y "Petróleos Mexicanos no fue ajeno a esta situación mundial y enfrentó la peor crisis de su historia", resaltó la empresa.

"La combinación inédita de precios bajos del crudo y de productos petrolíferos" se sumó a una "profunda caída del consumo de combustibles que erosionó los flujos de efectivo de todas las compañías petroleras", añadió.

En el cuarto trimestre de 2020, Pemex registró una utilidad neta de 124.200 millones de pesos (5.922 millones de dólares).

"Hace más de cuatro años que Pemex no lograba dos trimestres consecutivos de utilidad neta", destacó la estatal, que había reportado una ganancia de 1.400 millones de pesos (unos 64 millones de dólares) en el tercer trimestre de 2020.

Durante ese año, la producción promedio de crudo de la estatal fue 1,7 millones de barriles diarios. "Esto es un pequeño pero muy significativo incremento comparado con 2019", subrayó.

Las pérdidas de la empresa se produjeron en un contexto de retroceso de la economía mexicana, la segunda más grande de América Latina después de Brasil, que se contrajo 8,5% en 2020 debido a la emergencia sanitaria, según el instituto de estadística INEGI (estatal).

- Aumenta deuda -

La deuda de corto plazo de la petrolera también registró un incremento "por uso de líneas de manejo de liquidez" y también por la "depreciación en el tipo de cambio".

Por esa razón, su pasivo total aumentó 13,9%, comparado con el cierre de 2019, y se ubicó en 113.200 millones de dólares al tipo de cambio de diciembre, precisó.

Pemex requiere incrementar sus inversiones para revertir un prolongado declive de su producción, que cayó de un promedio de 3,4 millones de barriles diarios en 2004 a los 1,7 millones reportados este viernes.

El gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, en el poder desde 2018, ya ha inyectado unos 10.000 millones de dólares para tratar de aliviar las finanzas de la empresa, a la que considera un baluarte de la soberanía nacional.

Adicionalmente, el 5 de octubre pasado el gobierno de México anunció un plan de inversión entre sector público y privado por unos 297.000 millones de pesos (14.000 millones de dólares) en proyectos de infraestructura para reactivar la economía golpeada por la pandemia.

Casi un tercio de las inversiones irán a la rehabilitación de instalaciones de Pemex.

Las agencias calificadoras Fitch y Moody's recortaron recientemente la nota crediticia de la empresa, ubicándola en territorio especulativo, al citar su vulnerabilidad en medio de bajos precios del petróleo y su necesidad de mayor apoyo del gobierno.

México, de 126 millones de habitantes, es el tercer país más enlutado por el coronavirus en número absolutos, con casi 184.000 decesos, a lo que se suman dos millones de contagios.