Plan de Biden podría impulsar crecimiento global pero acarrea riesgos

Anuncios

Washington (AFP)

El plan de estímulo promulgado este jueves por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por 1,9 billones de dólares, podría impulsar de forma considerable la economía global, afirmó este jueves el FMI, pero existen riesgos de una suba de tasas de interés e inflación.

"Vemos repercusiones potencialmente significativas para el crecimiento global", indicó en una conferencia de prensa virtual el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice.

La mayoría de los países deberían beneficiarse de "una demanda estadounidense más sólida", añadió.

- Riesgos para los países emergentes -

Pero "debemos estar atentos a las amenazas y los países deben permanecer vigilantes y atentos a cualquier riesgo potencial, incluyendo la posibilidad de cambios bruscos en las tasas de interés", indicó el vocero del Fondo.

Los mercados financieros temen que la salida de la crisis causada por la pandemia, aliente una recuperación con inflación que lleve a que la Reserva Federal (Fed, banco central estadounidense) suba sus tasas de interés de referencia antes de lo previsto para contener el impulso en los precios.

El titular de la Fed, Jerome Powell, ha repetidamente rechazado esta posibilidad y argumenta que podría haber una inflación temporal.

Según el FMI, la Reserva Federal y otros bancos centrales deben seguir comunicando de una forma "clara, tal y como lo han estado haciendo", sus evaluaciones sobre la economía.

Una suba de tasas de interés brusca en los países desarrollados puede impactar en los costos de refinanciación de deuda de las naciones emergentes.

- El fantasma de la inflación -

Para los republicanos - que votaron en bloque en contra del plan - los riesgos de inflación están latentes.

"Es un riesgo entre tantos otros que vamos a estar vigilando", declaró el jueves el consejero económico de la Casa Blanca, Brian Deese, en la cadena CNN.

Incluso antes de la votación del paquete de estímulo, se alzaron varias voces de economistas que alertaron que inyectar masivamente dinero a la economía estadounidense con una recuperación en marcha podría generar un recalentamiento.

Pese a que la mayoría de los expertos - incluyendo la economista jefa del FMI, Gita Gopinath - estiman que si hay un aumento de los precios por encima del límite del 2% marcado por la Reserva Federal, sería temporal.

Para el gobierno, la prioridad es poner en marcha este programa de estímulo para aplacar una crisis que todavía ahoga a muchos hogares.

Deese indicó que los cheques por 1.400 dólares para las familias de menores ingresos comenzarían a ser enviados este mes.

El gobierno de Biden quiere "ver un crecimiento fuerte y robusto este año y es lo que necesitamos para volver rápidamente al pleno empleo y salir de la gravísima situación en la que nos encontramos", concluyó.

Para la economía estadounidense, el FMI calculó en enero expansión de 5,1% del PIB en 2021.

La entidad va a actualizar sus previsiones sobre la economía global el 6 de abril, al comienzo de su reunión semestral, en un informe en el que probablemente sus pronósticos van a ser revisados al alza.