PREVISIONES ECONÓMICAS OCDE

Los países ricos se estancan y los emergentes continúan su ascenso

©OCDE

Las previsiones de la OCDE confirman la ralentización económica de los países más ricos, que en 2011 verán como su PIB crece un 2,3%, medio punto menos de lo previsto. Chile y México protagonizarán una recuperación muy importante, según el organismo internacional. La economía brasileña muestra su salud.

Anuncios

La previsión semestral de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha vuelto a encender todas las alarmas que dicen que la economía de los países desarrollados se está parando cuando todavía no ha terminado de sufrir los excesos de la crisis. El PIB del grupo de los países más ricos crecerá un 2,8% en 2010, una décima más de lo previsto anteriormente, aunque para 2011 augura una expansión del 2,3%, medio punto por debajo de los pronósticos de mayo.

En ningún país la evolución es tan clara como en Estados Unidos, donde la revisión a la baja es más aguda aún: la principal potencia mundial crecerá finalmente un 2,7% en 2010 cuando la previsión anterior era del 3,2%. Peor aún será en 2011, que será de un 2,2% cuando en mayo pasado se pensaba que sería del 3,2%. En 2012, en cambio, repuntará a 3,1%.

"Los riesgos siguen siendo sustanciales" y "los desequilibrios mundiales elevados, y más acentuados en algunos países", por lo cual se teme "una fragilización de la reactivación", advierte en el informe el economista de la OCDE Pier Carlo Padoan, quien llama a una "acción coordinada de políticas macroeconómicas" y de políticas cambiarias.

Por el contrario los países emergentes reafirman su creciente fortaleza. Los dos países latinoamericanos, Chile y México, que forman parte de la OCDE tienen perspectivas más halagüeñas. El PIB chileno, que en 2009 se contrajo un 1,4%, crecerá 5,2% este año, 6,2% en 2011 y 5,4% en 2012. El de México, que en 2009 sufrió una recesión de 6,6%, crecerá 5% este año, 3,5% en 2011 y 4,2% en 2010, según la OCDE.

La OCDE, del mismo modo, revisó al alza su previsión de crecimiento de la economía brasileña para este año, que llegará hasta el 7,5%, un punto más de lo que había calculado en mayo pasado. Aunque en 2011 se quedará en el 4,3%

Así, la pujanza de las economías emergentes se contamina por la perezosa economía de los países ricos. Según sus proyecciones el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial será de 4,6% en 2010, pero caerá a 4,2% en 2011, para repuntar nuevamente a 4,6% en 2012.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas