Francia

¡Súbannos los impuestos!, piden millonarios franceses

París, 26 de enero de 2011.
París, 26 de enero de 2011. Foc Kan/Getty Images

Un grupo de 16 empresarios firmaron este martes 23 de agosto de 2011 una carta en la que se muestran de acuerdo en instaurar una ‘contribución excepcional’ para reducir el déficit fiscal. En el mensaje explican su gesto diciendo que las deudas públicas amenazan ‘el futuro de Francia y Europa’.

Anuncios

Los 16 acaudalados empresarios en la carta publicada este martes en el sitio Internet de la revista Le Nouvel Observateur explican su gesto como una respuesta positiva al “esfuerzo de solidaridad” que ha solicitado el Gobierno francés, que ha decidido ahorrar 14 mil millones de euros en los próximos dos años. La deuda de Francia superará este año el 86 % del Producto Interno Bruto (PIB) y el déficit público se ubica por encima del 7 %.

Un contexto muy difícil que evocan los empresarios en su texto: “Somos conscientes de que nos hemos beneficiado de un modelo francés y de un entorno europeo al cual estamos estrechamente ligados y que queremos preservar”. La declaración fue publicada la vísperas de que el Gobierno francés presente un drástico proyecto de austeridad.

Como la bondad tiene un límite, los ricos contribuyentes afirman que su aporte debe ser “excepcional” y en proporciones “razonables”, en particular para “evitar fenómenos contraproducentes como la fuga de capitales”.

En la lista de firmantes figuran, entre otros Jean-Paul Agon, presidente de la empresa de cosméticos L'Oréal, Denis Hennequin, presidente del grupo hotelero Accor, Maurice Lévy, presidente de Publicis, Christophe de Margerie, presidente de la empresa petrolera Total, Frédéric Oudéa, presidente del banco Société Générale, Stéphane Richard, presidente del grupo de telecomunicaciones Orange y Jean-Cyril Spinetta, presidente del Consejo de Administración de Air France-KLM y presidente del Consejo de vigilancia del gigante nuclear Areva, Claude Perdriel, presidente del Consejo de vigilancia del Nouvel Observateur, la multimillonaria Liliane Bettencourt, principal accionista de L'Oréal y Philippe Varin, presidente del constructor Peugueot-Citroën, a quien la central sindical CGT acusa de haberse incrementado en forma « indecente » su salario, pues gana 8 900 euros diarios, es decir 3,25 millones de euros por año.

Las empresas que dirigen ese selecto grupo de contribuyentes son las más importantes del CAC 40, la Bolsa de Valores de Francia. Por el monto de sus remuneraciones, los presidentes de sus consejos de administración « son los mejor pagados de Europa », según el despacho de estudios Proxinvest.

Los ricos se han vuelto más ricos en particular porque sus ingresos de patrimonio aumentaron « 11% por año durante el período 2004-2008 », afirma el Instituto Nacional de Estadística francés (Insee). Una contribución « excepcional » de uno o dos por ciento de sus ingresos, durante un lapso de dos años, no afectará sus fortunas, pero permitiría al gobierno afirmar que esta vez el rigor de la austeridad afecta a todos los franceses

 

 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas