Saltar al contenido principal
Economía internacional

"Esta crisis es diferente a la de 1929 y habrá que repensar todo el sistema" dice experto de OCDE

Personas esperan la entrega de raciones alimenticias distribuidas por el gobierno por el cierre de empresas
Personas esperan la entrega de raciones alimenticias distribuidas por el gobierno por el cierre de empresas AFP
Texto por: Braulio Moro
24 min

La crisis del Coronavirus ha puesto de rodillas a gran parte de la economía mundial. Solo en América Latina, podría sumir en la pobreza a más de 200 millones de personas. "Se puede y debe anular y restructurar la deuda de los países en desarrollo, pero no tendrá efecto si al mismo tiempo no se replantea todo el sistema de producción", afirma a RFI Mario Pezzini, Director del Centro de Desarrollo de la OCDE*.

Anuncios

La actual crisis recuerda a la de 1929 pero es de naturaleza diferente

RFI El mundo vive un choque de una magnitud inimaginable por causa de la pandemia del Coronavirus. Sus efectos sobre la economía han sido inmediatos. Diversos analistas comparan la crisis al crack de 1929. Mario Pezzini, usted es Director del Centro de Desarrollo de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico, ¿cuál es la opinión del Centro de Desarrollo de la OCDE que usted dirige?

Mario Pezzini. Estamos enfrentados a una crisis mayor, los datos nos lo dicen cada día. La OCDE calcula que hay una disminución del 2% del PIB por cada mes de confinamiento, el FMI dice que va a ver 170 países donde el PIB va a reducirse, la OMC no habla de una reducción del comercio internacional de dos tercios, la OIT calcula que si sumamos las horas de desempleo y de paro de la gente aceptada por las diversas medidas de política, hay 200 millones de personas en desempleo, la UNCTAD nos dice que la inversión extranjera se va a reducir de 30%. Se pueden añadir otros muchos elementos. Es una crisis mayor.

¿Se trata de la misma magnitud de la crisis de 1929? No es seguro. Lo estamos observando, estamos alrededor de esta dimensión. La diferencia es cualitativa. La crisis de 1929 es una crisis que se transmitió por los mercados financieros, fue un crack mayor. Esta crisis es de diferente naturaleza. En Latinoamérica puede haber también impactos financieros, pero en general se trata de un choque al mismo tiempo de oferta y de demanda. Normalmente el problema frente a una crisis es de cómo aumentar el PIB, aquí por razón sanitaria se trata de bloquear el PIB. Esto tiene consecuencias enormes, por esa razón analizar la estrategia de salida es particularmente complicado.

RFI. Se da por descontado que las principales economías europeas, así como Estados Unidos terminarán el 2020 en situación de recesión, es decir un crecimiento negativo de la economía. Pero no será lo mismo en China. ¿Puede pensarse en el inicio de una recuperación relativamente rápida, es decir hacia el final de este año?

Mario Pezzini. Hay que ver porque probablemente haya un éxito asimétrico. En el caso de China si vemos que la expectativa comercial ha mejorado notablemente, la economía está volviendo a la normalidad si no hay nuevos casos que se desarrollan de epicentro; la inflación, que inicialmente era alta de los precios de los alimentos frescos se ha moderado. Entonces, en general hay discusión, pero nosotros pensamos que China puede al final del año crecer 2 o 3%. Como siempre sabemos que los datos sobre China son complicados a analizar y a obtener, pero más o menos va a ver crecimiento.

Ahora, ¿esto va a crear una asimetría? Seguramente. Se va manifestando más y más el cambio geopolítico que se ha producido en el mundo a partir de los años noventa. Un mundo en el cual hay nuevos actores, nuevos equilibrios y nuevas relaciones. ¿Cuál va a ser al final el cuadro?, no es claro, pero es muy probable que China va a recuperarse y no estoy seguro que en otras partes del mundo suceda lo mismo.

Latinoamérica sufrirá mucho y debería prolongar programas de ayuda social

RFI. En el caso de los países de América Latina, ya antes de la expansión de la Covid-19 atravesaban una situación crítica. Ahora, con el frenazo de la actividad económica cómo podrían resultar afectado. Me refiero a la parte social pues se da por hecho que todos acabarán el año con un crecimiento negativo.

Mario Pezzini. Me parece muy importante lo que dice. En Latinoamérica los problemas eran muy fuertes antes de que se manifieste el Covid-19. Los problemas estaban conectados a debilidades estructurales. Por ejemplo estas debilidades han jugado un papel central en la diseminación del Covid-19. Hay diversos canales de impacto. Una parte de la clase media es vulnerable, podría caer en la pobreza que ahora representa el 25% de la población. Entonces estamos diciendo que el número de pobres en Latinoamérica puede pasar de 185 millones a 210 millones en el 2020. Esta vulnerabilidad que creaba una situación de conflicto social fuerte puede manifestarse más. En Latinoamérica la alta tasa de informalidad en la región –alrededor de 58%-, hace que con la medida de confinamiento le estemos pidiendo a la gente (optar por) una alternativa entre morir de hambre o exponerse al contagio porque en la economía informal es muy difícil organizar a distancia las cosas.

Entonces se trata seguramente en Latinoamérica de alargar los programas de ayuda, por ejemplo los programas de transferencia condicionada. Hoy este programa no beneficia a toda la población que necesita de una ayuda. El 38% de los trabajadores queda fuera de estos esquemas, principalmente por el impacto de la informalidad. Creo que en Latinoamérica los problemas van a permanecer, continuarán manifestándose; los problemas sociales se agravarán. Esto necesita seguramente de políticas públicas, incluida la innovación

RFI.  Dice usted una cosa muy importante. Una parte de la población de América Latina está enfrentada al dilema o trabajo y corro el riesgo de morir, o no trabajo y corro el riesgo de morirme de hambre. ¿Qué es lo que le falta a América Latina?, ¿es el tema de la seguridad social, por ejemplo?

Mario Pezzini. Claro. Aquí estamos hablando del tema de protección social que es hoy largamente inapropiado a la cobertura de la población. Esto es un dato general. El gasto en salud en América latina es en promedio cuatro veces menor que en la OCDE, solamente por limitarse a la salud. Claro la previsión social es mucho más basta. Entonces se trata seguramente de pensar –y a eso me refería cuando hablaba de innovación en la política pública—al sistema de protección social contenido de la estructura específica del continente, en particular de la estructura productiva. La informalidad y sistema de protección social nos obliga a repensar la cosa de manera diferente a como se hacen las cosas en la OCDE.

 No hay otra alternativa, se requiere salvar vidas y repensar la organización de la economía y de la cadena de valor

RFI. Una de las herramientas para evitar que la economía se hunda más ha sido la inyección de billones de dólares, euros, yuanes sobre el mercado. ¿Cuál puede ser el límite?, ¿cuáles sus consecuencias?

Mario Pezzini. Una premisa, se necesita este tipo de intervención, ¿por qué?, porque en la primera parte del año la actividad económica de China bajó muchísimo y sabemos qué papel juega China en la relación internacional, incluida Latinoamérica. El precio del petróleo cayó y esto afectó muy duramente a algunos países latinoamericanos que son productores; igualmente la producción de recursos naturales, incluido el cobre, se ha visto afectada por los precios que cayeron y otra parte de Latinoamérica fue afectada, sin hablar del turismo, y las remesas que tienen un impacto muy fuerte en el Caribe y Centroamérica.

Nosotros pensamos siempre que las remesas son constantes. No es verdad. Las remesas están ahora muy afectadas porque quien envía remesas en muchos casos está empleado en los sectores que la crisis está tocando más, me refiero por ejemplo al turismo. O está en países exportadores de petróleo y como los precios del petróleo bajan por supuesto las remesas también.

Entonces, en esta situación es evidente que se trata de mantener el sistema económico con un funcionamiento apropiado, y sobretodo ocuparse de la salud y de la vida de la gente. Esto requiere en general pensar en un sistema de salud global, porque como vemos esto es un virus que ataca todo el mundo, sin respetar ninguna frontera y de manera muy rápida. Aquí se necesita de un sistema global sanitario. La segunda cosa es que se necesita mantener en vida la gente y con esto necesita de medidas de política económica inmediata. A mediano plazo se trata de repensar la organización de la economía y de la cadena de valor.

Ahora, sobre qué va a pasar con la política y sobretodo la política monetaria que se está haciendo de manera masiva, por el apoyo al paro y al desempleo de .la gente, no hay alternativa. Aquí se trata de mantener un nivel de liquidez bastante elevado   para mantener la capacidad de gasto de la población. Es evidente que como siempre este tipo de medida va a necesitar alguna atención. Antes que todo el tema de la deuda. Pero no hay alternativa aquí. Se necesita no sólo política monetaria sino también fiscal. El hecho que se va a aumentar la deuda se va aplicar a los países de la OCDE, seguramente en África en Latinoamérica, en Asia del sureste.

Entonces la segunda cosa en la que debemos pensar es la construcción de un sistema de monitoreo sobre las posibilidades de inflación, pero no veo alternativa en este momento a actuar en una dirección contraria a una política monetaria importante y de gasto público importante.

 Es necesario y posible anular la deuda de los países en desarrollo y al mismo tiempo construir otra estrategia de desarrollo

RFI. Hablar de inyección multimillonaria de liquidez sobre el mercado significa deuda a mediano o largo plazo. Desde hace algunos días está sobre la mesa de discusión el debate sobre si se puede o no condonar la deuda. La que fuera directora del FMI y es actualmente presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, decía que no, que es impensable. Hay una serie de presidentes que recientemente enviaron una propuesta al G-20 diciendo que había que condonar los pagos de la deuda de los países a la AIF (Asociación Internacional de Fomento). ¿Cuál es el punto de vista del Centro de Desarrollo de la OCDE?, ¿es posible, es necesario hoy borrar la deuda para poder relanzar sobre una base sana la economía, notablemente en los países, las economías menos desarrolladas?

El Centro de Desarrollo, pero también el secretario general de la OCDE, en un editorial con (Achim) Steiner, secretario general del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, estamos diciendo que sí, se necesita solucionar el tema de la deuda; entonces se necesita una intervención del conjunto de países para eliminar la deuda en los países en desarrollo, porque sin esta operación los estados no van a intervenir. Esta crisis demuestra, después de años de ideología, que un sector público eficaz es indispensable, no solamente por el crecimiento económico sino por la vida de la gente.

Necesariamente hay que tomar medidas. El problema es que si lo ponemos solamente así parece un tema de decisión meramente inmediata. Pienso que lo que se debe hacer al mismo tiempo que restructurar la deuda y eliminarla es construir una estrategia coherente de desarrollo de los diferentes continentes. La credibilidad de una operación como esta necesita, uno: que los actores que lo decidan sean representativos globalmente, no solamente los países más desarrollados sino también los países en desarrollo; y dos que la eliminación de la deuda se haga con una discusión previa sobre lo que se va a hacer como modificación estructural de la estructura económica, del sistema de protección social y sobre todo también en el sistema de recaudación fiscal. Sin una discusión como ésta la supresión de la deuda es una medida inmediata pero que no ve qué está atrás, y lo que está atrás es un serio proceso de desarrollo internacional

*OCDE: Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.