Ecuador evalúa toques de queda para contener repunte de coronavirus

La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Muñoz, habla luego de la llegada de las primeras 8000 dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech COVID-19 al Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, el 21 de enero de 2021.
La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Muñoz, habla luego de la llegada de las primeras 8000 dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech COVID-19 al Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, el 21 de enero de 2021. RODRIGO BUENDIA AFP
Anuncios

Quito (AFP)

Ecuador estudia endurecer las restricciones de movilidad con toques de queda para contener un repunte de contagios de coronavirus, anunció el jueves la vicepresidenta de la República, María Alejandra Muñoz.

"Lo que se está evaluando es la probabilidad, efectivamente, de toques de queda muy, muy enfocados", dijo la segunda mandataria durante el inicio de una jornada de vacunación contra el covid a los miembros de la Policía, en el puerto de Guayaquil (suroeste).

La vicepresidenta aclaró que se analiza que estas restricciones "no alteren en ninguna circunstancia el proceso electoral" del 11 de abril, cuando se celebrará el balotaje para elegir al sucesor del presidente Lenín Moreno.

Debido al repunte de casos, Muñoz recordó que, en los cantones con mayores índices de contagios, se "están tomando sus medidas orientadas al control de la aglomeración".

Ecuador reporta 330.388 casos de covid-19 desde el inicio de la pandemia, incluidos 16.877 muertos.

El puerto de Guayaquil (suroeste), con 2,7 millones de habitantes, uno de los primeros focos de la pandemia en Latinoamérica, decidió, entre otras medidas, prohibir la circulación vehicular nocturna por 10 horas.

Allí, los casos de covid subieron 15% en marzo respecto a febrero, según datos oficiales. Un año atrás, en lo peor de la pandemia, su sistema sanitario y funerario llegó a colapsar.

Quito, la de mayor cantidad de positivos de covid en el país, con más de 106.00 casos, mantiene restricciones de circulación vehicular durante el día.

Y ante tres días feriados por Semana Santa, otros municipios ecuatorianos acordaron cerrar las playas del país para frenar una nueva ola de covid-19.

Muñoz hizo un llamado a la ciudadanía para evitar tener que imponer "procesos restrictivos" que podrían afectar "la supervivencia económica de los ecuatorianos", como el confinamiento total que el país andino vivió en buena parte de 2020.

A causa de la pandemia, Ecuador mantiene desde hace un año cerradas sus fronteras terrestres y marítimas, y suspendidas las clases presenciales.