El periodista palestino en huelga de hambre puede morir en cualquier momento

Anuncios

Ramala (Territorios Palestinos) (AFP)

El periodista palestino que lleva dos meses en huelga de hambre en una prisión israelí podría morir en cualquier momento, dijo su abogado este lunes.

La salud de Mohamed al Qiq es "muy, muy mala", dijo Jawad Boulus a AFP tras visitarle el domingo. "Se enfrenta a la posibilidad de morir en cualquier momento", aseguró.

Qiq, de 33 años y padre de dos niños, trabajaba como corresponsal para la televisión saudí Almajd. Fue arrestado el 21 de noviembre en su casa de Ramala, en Cisjordania, y está en prisión bajo el polémico régimen de detención administrativa que aplica Israel.

Desde el 25 de noviembre Qiq se niega a comer para protestar contra la "tortura y el maltrato al que fue sometido durante los interrogatorios", según la ONG palestina Addameer.

El Shin Bet, el servicio de inteligencia interior israelí, asegura que Qiq es un miembro activo de Hamas, el movimiento islamista palestino que controla la Franja de Gaza.

El régimen de detención administrativa permite a Israel encarcelar a los sospechosos sin juzgarles por periodos de seis meses renovables, una práctica condenada por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.