El show no puede parar

Anuncios

Nueva York (AFP)

El tenista serbio Novak Djokovic baila con un aficionado después de derrotar al austríaco Andreas Haider-Maurer en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos, el 2 de septiembre de 2015 en Nueva York