Saltar al contenido principal
Libia/Suiza

Después de la Yihad, el embargo

Hanibal Kadafi visita al empresario suizo Max Goeldi en la prisión de Aljudayda, Trípoli 1 de marzo de 2010
Hanibal Kadafi visita al empresario suizo Max Goeldi en la prisión de Aljudayda, Trípoli 1 de marzo de 2010 Foto: Reuters/Ismail Zetouny
Texto por: RFI
3 min

Trípoli anuncia un embargo económico de los productos suizos en medio de la crisis diplomática entre los dos países desatada por la detención del hijo de Kadafi en 2008. La medida tendrá consecuencias muy limitadas porque las exportaciones hacia Libia se situaron el año pasado en poco más de 100 millones de euros.

Anuncios

Los libios se quedarán sin relojes y medicamentos suizos. Así lo ha decidido el coronel Muhamar Kadafi en un capítulo más de la degradación de la relación entre los dos países.

Una decisión con efectos suaves ya que en los últimos meses las exportaciones han caído considerablemente, un 44,7% en 2009, así como las importaciones de productos libios que aún bajó más, un 78,5%

Para Suiza se trata de una gota de agua ya que el valor de las exportaciones suizas fue de 122.600 millones de euros en el 2009 y quedarse sin el mercado libio representa perder 100 millones de euros.

A juzgar por la información publicada por la agencia de noticias libia Jana, Kadafi agarró un enfado bárbaro por la actitud de Estados Unidos después de que Kadafi llamara a “la guerra santa” contra Suiza por prohibir la construcción de minaretes.

La cancillería ha exigido una explicación y disculpas a Washington porque Philip Crowley, representante del Departamento de Estado de Estados Unidos, se habría burlado del llamado a la “yihad” de Kadafi que ha advertido a través del ministerio de Exteriores, de las graves consecuencias en las relaciones entre los dos países si no se retracta de sus comentarios.

El origen de la discordia libio-helvética hay que situarlo en 2008 cuando el hijo del coronel, Hanibal Kadafi y su esposa fueron detenidos en Ginebra por haber maltratado a los empleados de un hotel. Trípoli respondió retirando a parte de su cuerpo diplomático, reduciendo los vuelos entre los dos países y suspendiendo la entrega de visados.

Kadafi y su esposa fueron puestos en libertad sin cargos, Suiza pidió disculpas pero el embrollo siguió. En diciembre de 2009 dos empresarios suizos fueron detenidos acusados de haber violado las leyes de inmigración y de evasión fiscal. Fueron condenados a 16 meses de prisión, uno de ellos ya ha podido volver a Suiza.

Por su parte, Berna, aunque luego lo negó, tomó cartas en el asunto e incluyó en una lista de personas “non gratas” a Kadafi y a otras personalidades políticas de Libia que a su vez prohibió el visado a los suizos.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.