Saltar al contenido principal
Suiza

La justicia retira la nacionalidad a un turco por poligamia

El hombre tiene la doble nacionalidad turca y suiza
El hombre tiene la doble nacionalidad turca y suiza Foto: www.bk.admin.ch
Texto por: RFI
2 min

El hombre obtuvo el pasaporte del país europeo después de casarse y tener hijos con una mujer suiza, al mismo tiempo que tenía un matrimonio en Turquía. Un caso similar desató un gran debate en Francia por las dificultades para demostrar si se trata de poligamia o adulterio.

Anuncios

Un ciudadano turco ha perdido la nacionalidad suiza por contraer matrimonio con dos mujeres al mismo tiempo. Este ciudadano estuvo casado durante 26 años con una suiza, con la que tuvo una hija, gracias a lo cual obtuvo la doble nacionalidad en 2003. Pero llevaba una doble vida: en Turquía también estaba casado.

El hombre se las arregló para mantener en secreto los dos matrimonios. Los cuatro viajes al año que hacia a su país de origen le sirvieron para casarse y tener descendencia con una mujer turca, hasta que se descubrió su juego.

En 2008, la Oficina Federal de Migraciones de Suiza decidió cancelar su doble nacionalidad, una decisión que ha ratificado la justicia este martes.

El empleo de ciertas prácticas, como el uso del velo integral o la propia poligamia, por parte de inmigrantes musulmanes está causando un fuerte debate en Europa. Un caso similar en Francia también estuvo a punto de acabar con la retirada de la nacionalidad francesa a un ciudadano de origen argelino.

El presunto polígamo tenía una docena de hijos con cuatro mujeres distintas y se sospecha que recibía ayudas por hacerse cargo de familias monoparentales. El problema está en saber si es poligamia o no. “Hasta donde yo sé, las amantes no están prohibidas en Francia, ni por el Islam”, se defendió ante la tentativa del Gobierno francés de retirarle la nacionalidad.

La ley francesa contempla, en efecto, la posibilidad de castigar la poligamia con hasta un año de cárcel y 45.000 euros de multa, si se demuestra que una persona ha contraído matrimonio con otra sin haber disuelto otro precedente. Pero, la ley no castiga el adulterio.

Un asunto complejo y rocambolesco al mismo tiempo si se atiende al argumento que utilizó en su defensa este ciudadano musulmán: “Si retirasen la nacionalidad a cada francés que tiene un amante, muchos perderían el pasaporte”.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.