España

Huelga contra el plan de austeridad de Zapatero

Más de 2,5 millones de funcionarios están paralizados.
Más de 2,5 millones de funcionarios están paralizados. © Reuters

Más de 2,5 millones de funcionarios han sido convocados a la huelga este martes por las organizaciones sindicales españolas para protestar contra la política de austeridad del gobierno de Rodríguez Zapatero. Según fuentes sindicales de UGT y Comisiones Obreras, 75 % del personal participa en el movimiento de protesta.

Anuncios

Informe de Luis Mendez, corresponsal RFI en Madrid.

Mítines y manifestaciones han sido convocados por los sindicatos en las principales capitales del país. Las más importantes son las dos manifestaciones convocadas en Madrid: ante la sede del Ministerio de economía por la mañana, y en el centro de la capital por la tarde. Los trabajadores del sector público recusan el plan de austeridad definido por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que prevé una disminución de sus salarios el 5% este año, y su congelación en 2011.

El plan de rigor de Zapatero fue adoptado a raíz de la crisis griega y de las notas muy bajas atribuidas a la economía española por las “agencias de notación”. El objetivo de dicho plan es reducir el déficit público que alcanzó a 11,2 % el año pasado, disminuyendo los gastos públicos en 15.000 millones de euros de aquí a fines del 2011.

El sindicato Comisiones Obreras anunció este viernes que esta huelga de funcionarios es el preludio de una huelga general “inevitable”, ya que detrás del paquete de medidas de rigor económico, el gobierno Zapatero prepara una impopular reforma laboral. Dicha reforma preconiza un nuevo contrato de trabajo con una indemnización de despido mas baja, mientras que el desempleo supera el 20 % de la población activa.

Los sindicatos denuncian el plan del gobierno por “desequilibrado y antieconómico”. El éxito en la preparación de esa anunciada huelga general dependerá de la capacidad de unos y otros para forjar la unidad sindical entre los dos principales sindicatos españoles: omisiones Obreras y UGT (prosocialista).

La amenaza de un movimiento social generalizado pone en peligro el futuro político del Presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, si bien según los sondeos la mayoría de los españoles no son partidarios de convocar elecciones anticipadas. 53 % de las personas consultadas en una encuesta publicada por el diario El País son favorables a que Zapatero termine su mandato. Sin embargo 76 % de los entrevistados no aprueban la gestión económica del ejecutivo, y 86% declaran tener poca o ninguna confianza en el presidente del gobierno.

La crisis económica y la especulación contra la zona euro juegan contra Zapatero. En caso de elecciones anticipadas, todos los sondeos dan hoy por hoy ganadora a la oposición de derechas del Partido Popular, con diez puntos de ventaja.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas