Saltar al contenido principal
RUSIA

Se triplica la extensión de los incendios en menos de 24 horas

Las llamas se extienden ya por el extremo oriental de Rusia
Las llamas se extienden ya por el extremo oriental de Rusia ©REUTERS/Mikhail Voskresensky
Texto por: RFI
2 min

17 de las 83 regiones rusas están siendo presas de las llamas, que abarcan una extensión de 500.000 hectáreas. Vladimir Putin promete 5.000 euros para cada una de las 1.300 familias afectadas y 80.000 euros por vivienda que haya destruido el fuego.

Anuncios

 

Los incendios forestales que asolan Rusia desde hace cuatro días siguen extendiéndose: 500.000 hectáreas rusas son presas de las llamas causadas por los 22.000 focos de fuego originados por la fuerte ola de calor que vive el país.

Los bomberos rusos seguían luchando este domingo contra los incendios que han dejado ya 30 muertos y se extienden hacia el extremo oriente del país. En menos de un día, se han triplicado la extensión de terreno que devora las llamas.

El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia había anunciado el sábado que cerca de 240.000 hombres y 25.000 vehículos, incluidos 226 aviones y helicópteros, habían sido movilizados para luchar contra los incendios forestales, aunque con escaso éxito hasta el momento. De esta forma, 17 de las 83 entidades territoriales que integran la Federación de Rusia están siendo alcanzadas por los incendios.

Rusia se siente desbordada por la violencia de las llamas. "Es una verdadera catástrofe natural que sólo pasa cada 30 ó 40 años", consideró el sábado el presidente ruso, Dimitri Medvedev. En cierto modo no le falta razón: en los 130 años que se llevan tomando mediciones de temperatura en Moscú, jamás había superado tantos días seguidos los 40 grados.

Una de las regiones más afectadas es Nijni Novgorod. Las autoridades locales se están encontrando con verdaderos problemas para hacer frente a la virulencia de las llamas. "El fuego viene del suelo y se sube a los árboles en cuanto empieza a haber viento", indicó uno de los portavoces a la agencia rusa Ria Novosti. "Resulta difícil acceder a los bosques, en los que también hay pantanos, lo  que complica mucho el paso de los vehículos", agregó el vocero

Precisamente en esa región se dejó ver, el viernes, el primer ministro, Vladimir Putin. Allí prometió 200.000 rublos (5.000 euros) de ayuda de emergencia para cada familia sin techo, y más 3 millones de rublos  (80.000 euros) para la reconstrucción de cada casa. Ese dinero tendrá que estirarse al máximo, ya que hasta el momento, al menos1.300 familias han tenido que ser desalojadas de sus hogares.

La situación meteorológica tampoco va a ayudar: los servicios rusos pronostican para los próximos días, el mantenimiento de la sequía y de las temperaturas caniculares.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.