Saltar al contenido principal
Francia – Unión Europea - Gitanos

Francia y Rumania anuncian un plan de reintegración de los gitanos

El canciller rumano Teodor Basconschi (Centro) se reunión con el ministro de Integración francés (Izq.) y el Secretario de  Estado de Asuntos Exteriores francés, Pierre Lellouche en Bucarest, el 9 de septiembre.
El canciller rumano Teodor Basconschi (Centro) se reunión con el ministro de Integración francés (Izq.) y el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores francés, Pierre Lellouche en Bucarest, el 9 de septiembre. Foto: Reuters
Texto por: RFI
3 min

Dos ministros franceses viajan a Rumania para calmar las tensiones debidas a las expulsiones de gitanos y anuncian junto a las autoridades de Bucarest un plan de reintegración de los roms en su país. El plan pedirá el apoyo financiero de la Comisión Europea y permitirá que Francia siga expulsando a la población gitana de Rumania y Bulgaria.

Anuncios

Pese a que el Parlamento Europeo ha pedido la “suspensión inmediata” de la controvertida medida impulsada por París en las últimas semanas, Rumania ha decidido alinearse con Francia y aceptar su propuesta: un plan de reintegración de los gitanos en Rumania que será presentado ante la Comisión Europea en Bruselas y “defendido por Francia”, como ha declarado a Radio Francia desde Bucarest, el ministro de inmigración, Pierre Lellouche.

Pierre Lellouche, Secretario de Estado francés para Asuntos Europeos

El anuncio supone un cambio en la actitud del gobierno rumano, que durante las últimas semanas había criticado severamente las expulsiones y que este jueves decidio jugar la carta diplomática y no hizo comentarios a propósito del voto de los diputados europeos.

Rechazo del Europarlamento

La resolución votada por la cámara no es vinculante, pero implica un desaire para las autoridades francesas tras las expulsiones de gitanos rumanos y búlgaros en las últimas semanas. Por 337 votos a favor y 245 en contra, el Parlamento Europeo exhortó el jueves a Francia y a los otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) a "suspender inmediatamente" las expulsiones de gitanos.

El parlamento se declara “muy preocupado por las medidas tomadas por las autoridades francesas, así como por las autoridades de otros estados contra los gitanos romaníes y de las comunidades itinerantes, que prevén su expulsión”.

La "actitud" de París "va a la par con una ola de estigmatización" y de "denigración general de los gitanos en el discurso político", deplora el texto aprobado por el hemiciclo, reunido en sesión plenaria en Estrasburgo (Francia).

Desde fines de julio, unos 1.000 gitanos fueron repatriados de Francia a Rumania y Bulgaria y un centenar de campamentos ilegales fueron desmantelados, como consecuencia del endurecimiento de la política de seguridad defendida por el presidente Nicolas Sarkozy.

Rumania cuenta con la mayor comunidad romaní de Europa, estimada en 530.000 personas de un total de 2,5 millones de miembros.
 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.