LA CRISIS FINANCIERA

La Comisión Europea, “preocupada” por Irlanda

¿Irlanda está de saldo?
¿Irlanda está de saldo? Photo: Reuters.

La delicada situación de las arcas públicas irlandesas suscita "inquietud" para la estabilidad financiera del conjunto de la Eurozona. Sin embargo, reafirmó que no se prevé un plan de rescate. Dublín desmiente gestiones en ese sentido pero admite consultas y la prensa habla de presión para recurrir a fondos europeos.

Anuncios

El análisis de la noticia en el Enfoque.

La oficialización del “estado de inquietud” llegó desde un portavoz de la organización en Bruselas. "Sí, estamos en contacto con las autoridades irlandesas. Sí, hay inquietud en la zona euro sobre la estabilidad financiera en el conjunto de la región y hay tensiones en los mercados”, admitió. Sin embargo, agregó: “Pero decir que se está presionando a Irlanda para que recurra a un mecanismo de rescate es una exageración", agregó.

Así respondía a los rumores que apuntan que responsables europeos tratan de convencer a Dublín para que acepte una ayuda financiera con el fin de calmar a los mercados financieros.

Precisamente, el Irish Times, uno de los principales diarios irlandeses, le dedica la tapa de este lunes a destacar esa presión para que Irlanda acepte un rescate similar al griego. Para eso, cita al vicepresidente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio, diciendo que “Irlanda podría usar el European Financial Stability Facility (el mecanismo financiero para pedir fondos europeos) para ayudar a impulsar su sistema bancario y recuperar la confianza de los inversores”.

Por otro lado, esta mañana, varios ministros del gabinete irlandés desfilaron por los medios locales para desmentir el pedido de ayuda. Un portavoz del Departamento de Finanzas salió a decir que "el gobierno irlandés prosigue su trabajo sobre el plan presupuestario de cuatro años, y sobre el presupuesto para 2011. Irlanda está completamente financiada hasta bien entrado 2011". Es decir, ninguna alusión a un pedido de rescate.

Sin embargo, las reacciones a través de Europa no cesan de propagarse. Además de los comentarios nacidos dentro de la Comisión Europea, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, consideró este lunes que las inquietudes sobre la economía irlandesa deberían disiparse tras la “adecuada reacción de Dublín para calmar los mercados", declaró, sin especificar cuál serían esas adecuadas reacciones aludidas.

También, el ministro portugués.de Economía Fernando Teixeira dos Santos mencionó, preocupado, el eventual efecto contagio para su país por el aumento de las tasas de los bonos irlandeses. "No querría dar lecciones sobre esto al gobierno irlandés, pero quiero creer que decidirá lo que es más adecuado tanto para Irlanda como para el euro", aseguró. Es decir, un llamado tácito para que pida el rescate.

Irlanda vio cómo se disparaban sus obligaciones, la semana pasada, ante el temor que el país no logre controlar su déficit abismal, calculado en un 32% del Producto Interior Bruto (PIB) para este año, empeorado por el reflotamiento de los bancos.

Los ministros de Finanzas de los cinco principales países de la Unión Europea (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España) publicaron el viernes, en el marco del G20 reunido en Seúl, una declaración conjunta para intentar insuflar confianza que pareció calmar a las principales plazas financieras el mismo día, pero por ahora parece no alcanzar para evitar más y más desmentidas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas