IRLANDA

La deuda irlandesa, a las puertas de ser un ‘bono basura’

El primer ministro irlandés, Brian Cowen.
El primer ministro irlandés, Brian Cowen. ©Reuters
Texto por: RFI
3 min

La agencia Moody’s recorta cinco peldaños la nota de solvencia de Irlanda, mientras los líderes de la UE tratan de estabilizar la zona euro. La rebaja ha sido desde la nota Aa2 hasta Baa1. La incertidumbre sobre la evolución del país y la agudización de los problemas de su banca han sido el lastre principal para rebajar su nota, según la agencia de calificación. 

Anuncios

Por cada tapón que se pone en el barco de la Unión Europea, aparece una nueva fuga de agua. Mientras los líderes de la UE acordaban el jueves crear un fondo de rescate permanente en 2013 para evitar la quiebra de los países amenazados, la agencia de calificación Moody’s preparaba su informe bomba para Irlanda: este viernes ha anunciado que recorta en cinco peldaños su nota de solvencia. A sólo dos pasos de convertirse en un bono basura.

 La rebaja ha sido desde la nota Aa2 hasta Baa1. Se trata de la octava nota en la escala de Moody's, que se sostiene sobre un total un total de 21 escalones. Corresponde, todavía, a los prestatarios que están en condiciones de hacer frente a sus obligaciones, pero la acompaña de una perspectiva negativa, lo que es una señal de humo para avisar de que no descarta volver a rebajársela.

Este mordisco en la calificación lo ha justificado la agencia remitiéndose a los problemas de los bancos irlandeses, la incertidumbre creciente sobre la evolución económica del país y la pérdida de la "fortaleza financiera" del Gobierno. Moody's señala que, en las semanas anteriores al anuncio del apoyo de 85.000 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los problemas de la banca irlandesa volvieron a agudizarse disipando la confianza de los mercados.

Por último, Moody's expresa su preocupación por el nivel de endeudamiento del país, consecuencia de la explosión de su déficit presupuestario. Prevé que suba hasta el 120% del Producto Interior Bruto en 2013, contra 66% el año pasado, antes de estabilizarse.

Las medidas de austeridad que tendrá que afrontar como contrapartida al rescate de la UE también inciden en la decisión de la agencia. "El anunciado recorte del gasto de 15.000 millones en los cuatro próximos años para reducir el déficit al 3% del PIB supone un considerable lastre añadido sobre las perspectivas de recuperación del país", dice Moody’s.

Ahora el periscopio de la agencia amenaza con virar hacia otros países de la periferia europea. Esta misma semana, ha amenazado con rebajar el rating de España y Grecia. En el primer caso, ha advertido de la vulnerabilidad del país ante sus necesidades de financiación, mientras que para el caso griego ha argumentado dudas sobre su elevada deuda y el apoyo internacional.

La Unión Europea (UE) asegura estar preparada “para hacer todo lo necesario para garantizar la estabilidad de la zona euro", tal y como prometió el presidente del bloque, Herman Van Rompuy, al término del primero de dos días de la cumbre de sus dirigentes en Bruselas. No parece que puedan permitirse bajar la guardia.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas