Saltar al contenido principal
Europa – Clima

La nieve continúa paralizando aeropuertos y carreteras

cerca de 40% de vuelos fueron anulados en el aeropuerto de Roissy el domingo.
cerca de 40% de vuelos fueron anulados en el aeropuerto de Roissy el domingo. AFP/BERTRAND LANGLOIS
Texto por: RFI
2 min

Las nevadas convierten los aeródromos de las capitales europeas en dormitorios improvisados. Roissy, Orly y Heathrow siguen cancelando vuelos. Entre 5.000 y 6.000 viajeros tendrán que pasar la noche en el aeropuerto Charles de Gaulle de París este domingo.El transporte ferroviario y las carreteras también se ven afectados. La Torre Eiffel fue cerrada al público.

Anuncios

Las intensas nevadas del fin de semana se han convertido en una pesadilla para cientos de miles de viajeros, que quedaron varados en aeropuertos cerrados o que se ven obligados a cancelar vuelos en el inicio de las vacaciones de invierno. 

En el principal aeropuerto francés, Roissy Charles de Gaulle, entre 5.000 y 6.000 viajeros tendrán que pasar la noche allí  debido a que muchos vuelos fueron desviados tras el cierre de Heathrow. En Roissy, 40% de los vuelos previstos este domingo a partir de las 16:00 (hora local) fueron cancelados, al tiempo que se preveían numerosos retrasos. En Orly, el segundo aeropuerto parisino, se registraban retrasos de una media hora.

El ministro de Transporte francés, Thierry Mariani, aseguró que este domingo sería “un día muy difícil”. Algo que se corrobora también en el tráfico ferroviario y terrestre, con la cancelación de trenes y la recomendación de utilizar los vehículos sólo en caso de “absoluta necesidad”.

La nevada que afectan principalmente al norte del país también repercuten en el turismo: la Torre Eiffel fue cerrada al público este domingo.

Retrasos en Heathrow

Del otro lado del canal de la Mancha, los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick reabrieron este domingo, tras haber permanecido cerrados durante varias horas el sábado como consecuencia de una inusual ola de frío, pero miles de pasajeros seguían esperando para tomarse un avión.

Sólo algunos aviones despegaban, prolongando la espera de miles de personas que pasaron la noche en Heathrow, el primer aeropuerto del mundo. Es incierta la suerte de las 840.000 personas que debían utilizar Heathrow o Gatwick en el fin de semana de mayor afluencia antes de Navidad.

Unos 1.500 viajeros que debían llegar a la capital británica fueron desviados el sábado a Bruselas, donde debieron pasar la noche. Se sumaron a los miles que esperan subirse a un avión que los lleve a Londres, Ámsterdam o Fráncfort, también afectados por la nieve.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.