Elecciones en España

Debacle de los socialistas, triunfo histórico para el PP

Simpatizantes del Partido Popular celebran su victoria histórica.
Simpatizantes del Partido Popular celebran su victoria histórica. Reuters

El gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sufrió una auténtica debacle en las elecciones municipales y autonómicas de este domingo en las que el derechista Partido Popular (PP) logró una victoria histórica.  

Anuncios

Los conservadores españoles consiguieron sacar al PSOE casi diez puntos de ventaja en los comicios municipales, al obtener el 37. 5 por ciento de los votos con más del 98 por ciento de los sufragios escrutados.

Escuche a nuestro corresponsal en España.

El PP mejoró sustancialmente sus resultados de anteriores convocatorias arrebatando al partido oficial plazas emblemáticas como el gobierno de la comunidad autónoma Castilla la Mancha, donde el PSOE ejercía el poder desde hacía años, además de Aragón y Baleares, según tendencias que parecen irreversibles.

Los socialistas también perdieron las alcaldías de Barcelona y Sevilla a manos de los moderados nacionalistas de Convergencia i Unió (CiU) y del PP respectivamente, mientras la derecha española confirmaba su mayoría absoluta en el ayuntamiento de Madrid y el gobierno regional.

Por primera vez los españoles han podido hacerse valer en las urnas desde el estallido de la grave crisis económica en 2008. Y han respondido con una clara censura al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al que consideran responsable en buena medida de la difícil situación por la que atraviesa este país, con un desempleo que supera el 20 por ciento.

Con el ceño fruncido, Rodríguez Zapatero compareció para asumir la derrota socialista y reconocer que los malos resultados de su partido están vinculados al desarrollo de la crisis económica.

“Ha tenido unos profundos efectos en el estado de ánimo de los ciudadanos, incluidos muchos jóvenes que contemplan el futuro con inquietud. Hoy sin duda los ciudadanos han expresado su malestar. Lo asumimos y lo entendemos”, aseguró el Presidente español luego de precisar que seguirá adelante con las reformas económicas para revitalizar el empleo.

“No hemos podido ni sabido llegar con nuestras razones a muchos de nuestros conciudadanos”, agregó Rodríguez Zapatero antes de descartar una convocatoria anticipada de las elecciones generales tal como reclama la derecha española tras su sonoro triunfo.

Por otra parte, Izquierda Unida se afianzó como tercera fuerza política estatal con el 6. 3 por ciento de los votos, mientras los partidos nacionalistas de Cataluña y el País Vasco reforzaron su presencia a nivel municipal.

Otro de los puntos relevantes de la jornada ha sido el exitoso regreso al escenario electoral de los radicales independentistas del País Vasco (Bildu), que se constituyen como la segunda fuerza de la región con el 25. 45 por ciento de los votos al obtener importantes victorias en el territorio vasco y navarro, luego de haber sido ilegalizados en 2003 por sus relaciones con la organización separatista ETA.

La mala gestión de la crisis económica por parte del Gobierno socialista y los recortes sociales decretados para hacer frente a la recesión, como la congelación del salario de los funcionarios y de la mayoría de las pensiones, han provocado un descontento en amplios sectores de la población que decidieron castigar al PSOE en estos comicios.
La derecha del PP se sitúa tras estas elecciones locales en una inmejorable posición para regresar al Gobierno central en las elecciones de marzo de 2012.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas