ESPAÑA

Madrid espera un millón y medio de jóvenes para ver al Papa

Peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud en la Plaza Mayor de Madrid el lunes 15 de agosto de 2011.
Peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud en la Plaza Mayor de Madrid el lunes 15 de agosto de 2011. REUTERS/Andrea Comas

Madrid es un hervidero los días previos a la visita del Papa, que llegará a la capital de España el jueves 18 de agosto para conmemorar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que da comienzo ya hoy martes 16. El coste de la visita de Benedicto XVI ha despertado la polémica en un país especialmente golpeado por la crisis.

Anuncios

El Papa y la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid.

En avión, en autobús, e incluso, en barcos hasta algunos puertos españoles y de ahí por carretera, unos 450.000 jóvenes llegan a la capital española este martes, primer gran día de la JMJ que culminará con una gran misa de bienvenida en la céntrica plaza de Cibeles. "Es una experiencia única encontrarse con gente de todo el mundo, además de conocer un país que todo el mundo tiene ganas de conocer, junto con Europa en general, y poder compartir un mismo pensamiento porque somos católicos", dijo a la AFP, Daniel Borba Zanelatto, un joven brasileño de 15 años, a su llegada al aeropuerto madrileño.

Es uno de los miles de peregrinos que llegan, deseando pasar una gran semana de convivencia con jóvenes católicos de 193 países, muchos de los cuales llevan ya una semana repartidos por distintos pueblos y ciudades españolas, donde han participado en distintas actividades. "Ha sido una experiencia muy bonita, muy positiva. Estamos cansados, pero muy ilusionados por estar aquí para ver al Papa", dijo a la AFP, María Méndez, de 37 años, llegada a la capital española con medio centenar de dominicanos, desde Barcelona, donde ha pasado los últimos tres días.

Aunque hay 450.000 peregrinos inscritos oficialmente para la JMJ, los organizadores estiman que este número de participantes se multiplicará por tres para este evento, cuyos puntos fuertes serán un Vía Crucis por el centro de Madrid y una vigilia con el Papa.  

El Papa en Madrid

 
Polémica por los costes de la visita

Los organizadores de la Jornada han insistido en la autofinanciación del evento, y calculan que proporcionará unos beneficios de 100 millones de euros a la economía española, pero aun así, ha habido críticas al coste de estas celebraciones, que alcanza los 50,5 millones de euros. La víspera de la llegada del Papa grupos opuestos a la JMJ realizarán una manifestación contra la misma.

Los organizadores afirman que el coste está autofinanciado, con un 30% pagado por las empresas. El resto será sufragado por los propios jóvenes con sus inscripciones. Las arcas públicas sí que sufragarán lo relativo a la seguridad y la limpieza.

Benedicto XVI visita España por segunda vez en nueve meses y el tercero desde que es el jefe de la iglesia católica, mientras para España se trata de la segunda vez que acoge las JMJ, ya que esta iniciativa que el anterior Papa, Juan Pablo II, creó en 1986 ya se celebró en 1989 en Santiago de Compostela.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas