Alemania

Comienza el juicio contra cinco neonazis alemanes acusados de varios asesinatos

De izquierda a derecha, el trio neonazi formado por Uwe Mundlos, Beate Zschäpe y Uwe Böhnhardt.
De izquierda a derecha, el trio neonazi formado por Uwe Mundlos, Beate Zschäpe y Uwe Böhnhardt. Bundeskriminalamt/Handout via Reuters

A partir de este lunes, la justicia alemana da inicio a uno de los procesos por crímenes racistas más importantes desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La principal acusada es Beate Zschäpe, quien deberá responder por los asesinatos de 10 personas, la mayoría de origen turco, entre 2000 y 2007. Los servicios de inteligencia y la policía están también en la mira por ineficiencia y racismo.

Anuncios

Escuche el informe con Juan Carlos Tellechea, desde Múnich:

Vestida con un traje con pantalón negro y una camisa blanca, cuidadosamente peinada, Beate Zschäpe, de 38 años, se sentó este lunes en el banquillo de los acusados en un tribunal de Múnich, que la juzga junto a otras cuatro personas por su participación en el asesinato de diez personas (ocho de origen turco, un griego y una policía) entre 2000 y 2007.

Zschäpe formaba parte de un trío neonazi junto a Uwe Böhnhardt (34 años) y Uwe Mundlos (38), que se suicidaron en una casa rodante el 4 de noviembre de 2011, cuando estaban a punto de ser capturados por la policía después del asalto de un banco. Zschäpe, Böhnhardt y Mundlos son además señalados como los autores de dos atentados con bomba y 14 atracos a bancos. Sus dos cómplices pasaron 10 años en la clandestinidad, mientras que Zschäpe se mantuvo oculta tres años más, hasta que se entregó a la policía luego de una fuga el 8 de noviembre de 2011.

Ahora, Zschäpe debe responder de nueve asesinatos racistas, de la muerte de una mujer policía en 2007, de dos atentados contra comunidades extranjeras y del asalto de 15 bancos. Comparecen además cuatro personas, acusadas de complicidad y de haber aportado un apoyo logístico a la acusada.

Los demandantes son unas 70 personas, esencialmente familiares de víctimas que exigen justicia para sus allegados y una explicación de por qué la policía cometió numerosos errores durante la investigación.

La policía debe responder por qué, pese que la mayoría de las víctimas eran comerciantes turcos o descendientes de turcos, nunca exploró la pista xenófoba. Los familiares protestan además porque aseguran que la policía los trató como sospechosos.

También se buscará esclarecer por qué los servicios de inteligencia, a pesar de contar con “soplones” entre los grupos neonazis, no lograron más resultados, mientras sobre ellos pesa la sospecha de negligencia y hasta de racismo.

Una comisión de investigación parlamentaria fue creada para comprender por qué se destruyeron documentos importantes y se cometieron errores durante la pesquisa.

Mientras Alemania pedía disculpas en la ONU por los errores en la investigación, la canciller alemana Angela Merkel declaró en el diario turco Hurriyet que los asesinatos iban a ser completamente esclarecidos.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas