UCRANIA - RUSIA

La cumbre de la última oportunidad en Minsk

De izq. a der: Angela Merkel, Vladimir Putín, François Hollande y Petro Porochenko, los líderes de Alemania, Rusia, Francia y Ucrania en un encuentro en octubre pasado en Milán.
De izq. a der: Angela Merkel, Vladimir Putín, François Hollande y Petro Porochenko, los líderes de Alemania, Rusia, Francia y Ucrania en un encuentro en octubre pasado en Milán. AFP PHOTO / GIUSEPPE CACACE
Texto por: RFI
3 min

Los líderes de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania se reunen esta noche en la capital bielorrusa en una cumbre "de la última oportunidad" para intentar pactar una salida negociada y duradera al conflicto en el este de Ucrania, donde la violencia ha recrudecido en las últimas horas.

Anuncios

"Un momento decisivo, para lo mejor o para lo peor". Asi definió la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, la cumbre este miércoles por la noche en Minsk, capital bielorrusa, entre el presidente ucraniano Petro Poroshenko, su homólogo ruso Valdimir Putin, el mandatario francés François Hollande y la jefa del gobierno alemán Angela Merkel.

Tras diez meses de conflicto en el este de Ucrania y más de 5500 muertos, esta cumbre es la "de la última oportunidad" antes de una "guerra total" no se cansaron de repetir las cancillerías de Francia y Alemania que llevan a la mesa un plan para intentar sellar un cese el fuego entre el ejército ucraniano y los rebeldes prorusos, apoyados por Moscú. Naciones Unidas estima que, tras diez mese de guerra, han muerto más de 5500 personas y un millón han sido desplazadas. Cifras sin duda por debajo de la realidad puesto que no cuentan las víctimas del lado insurgente.

El plan franco-alemán de paz

Aunque no se conoce en su totalidad, el plan franco-alemán consiste en aplicar, con algunos cambios, los acuerdos de paz firmados en la cumbre de Minsk el 5 de septiembre pasado, pero que hasta el día de hoy nadie ha respetado.
Preve, entre otras cosas, una mayor autonomía de las regiones en manos de los rebeldes prorrusos. Tomaría en cuenta la línea de frente actual, a lo largo de la cual se crearía una zona desmilitarizada de unos 50 a 70 km de ancho. Pero Kiev juzga inaceptable dicha línea pues entre septiembre y hoy, los rebeldes prorrusos han conquistado 500 km2 más.

Otro tema litigioso es el del estatuto legal de los territorios cecidos a los rebeldes. Moscú reclama una federalización. Una idea que las autoridades ucranianas rechazan categoricamente pues convertiría al Ucrania en un estado ingobernable. La cuestión de cómo se financiarán dichos territorios, devastados por la guerra, por ahora queda en suspenso.
Y sin duda, la pregunta central, que teoricamente no se evocara en la mesa pero que esta en todas las cabezas, es la de una eventual adhesión de Ucrania a la Unión Europea y la OTAN. Recordemos que fue por esa perspectiva que todo empezó.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas