Saltar al contenido principal
Ucrania,

Ucrania : violentos combates ponen en peligro el inicio de la tregua

Un miembro del Ejército ucraniano coloca municiones en un tanque en la región de Donetsk, el 13 de febrero de 2015.
Un miembro del Ejército ucraniano coloca municiones en un tanque en la región de Donetsk, el 13 de febrero de 2015. REUTERS/Alexei Chernyshev
Texto por: RFI
2 min

Los separatistas prorrusos están destruyendo la ciudad estratégica de Debaltseve, en el este de Ucrania, sometida a un incesante bombardeo, denuncia una fuente policial ucraniana. Este violento ataque se produce a pocas horas de la entrada en vigor del alto el fuego, acordado esta semana por Alemania, Francia y Rusia.

Anuncios

"Los rebeldes destruyen Debaltseve. Los tiros de artillería contra los edificios de vivienda y administrativos no cesan. La ciudad está en llamas", escribió el jefe de la policía regional del gobierno Viacheslav Abroskin, esta mañana, en su página Facebook.

A medida que pasan las horas, disminuyen las esperanzas de que se haga efectiva la tregua lograda por la canciller alemana, Angela Merkel y por el presidente francés, François Hollande, luego de largas horas de negociaciones con el presidente ruso Vladimir Putin, en Minsk, la capital bielorrusa. El Ejército ucraniano denuncia por lo menos 120 ataques por parte de los separatistas, en las últimas 24 horas.

Los separatistas prorrusos y los militares ucranianos continuaron enfrentándose este viernes para ganar terreno. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, admitió que el acuerdo está en "grave peligro".

Poroshenko acusó a los rebeldes de "atacar los acuerdos de Minsk" al bombardear a las poblaciones civiles del este del país. Kiev y los países occidentales afirman que el Kremlin alienta la subversión de los rebeldes del este, suministrándoles armas y tropas. Algo que Moscú niega.

El texto de los acuerdos, "Minsk 2", que fue consensuado el jueves tras 16
horas de negociaciones entre los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania,
proyectó algo de esperanza cuando el conflicto se agudizaba, tras 10 meses de
hostilidades que han provocado casi 5.500 muertos.

El presidente ucraniano también acusó a Rusia de seguir presente en el este
de Ucrania. "Desgraciadamente, tras los acuerdos de Minsk, la operación
ofensiva de Rusia aumentó significativamente", lamentó Poroshenko, en
referencia al ataque de los rebeldes con lanzacohetes contra la ciudad de
Artemivsk, situada a más de 30 kilómetros de la línea del frente, que dejó este
viernes tres muertos, incluido un niño de siete años.

El cese al fuego, que está previsto para las 22H00 GMT de este sábado, será
la primera prueba del compromiso de Kiev y los rebeldes con la firma de un
pacto, cuya tinta sigue fresca.

Pero con los separatistas luchando por raspar las porciones que puedan de
territorio para establecerse antes de que entre en vigor, existen temores de
que no se respete la tregua, considerada un paso fundamental para que concrete
la hoja de ruta del proceso de paz.

Fuente: AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.