España

Dos alcaldesas de la izquierda alternativa, al frente de Madrid y Barcelona

La alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, sonríe antes de la ceremonia de investidura, el 13 de junio de 2015.
La alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, sonríe antes de la ceremonia de investidura, el 13 de junio de 2015. Fuente: Reuters.

Las alcaldías de Madrid y Barcelona pasan este sábado a manos de dos mujeres apoyadas por el movimiento de los “indignados” y de los antiliberales de Podemos. La primera en ser investida fue la ex jueza Manuela Carmen, una defensora de los derechos humanos de 71 años. Ada Colau, militante antideshaucios de 41 años, debía asumir el mismo día al frente de la capital catalana. Valencia y Zaragoza también serán dirigidas por postulados similares.

Anuncios

Este sábado, las dos principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona, pasaron a manos de la izquierda alternativa, surgida del movimiento de los “indignados” y con el apoyo del Podemos, tras el revés sufrido por la derecha en las últimas elecciones municipales.

En la capital española, la ex jueza Manuela Carmena, de 71 años, contó este sábado con los 20 votos los concejales de su formación “Ahora Madrid” y  nueve de los socialistas.

Tras leerse la última papeleta con su nombre, los invitados estallaron al grito de "Sí, se puede", la consigna de las manifestaciones "indignadas". Entre quienes festejaban la victoria estaba Pablo Iglesias, el jefe de Podemos, que se integró en la lista Ahora Madrid.

"Prometo por mi consciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de alcaldesa de Madrid", dijo Carmena después de aceptar "con mucho gusto" su nueva responsabilidad.

Ex comunista y hoy defensora de los derechos humanos, Carmena se pone al frente de una ciudad de tres millones de habitantes, arrebatada al conservador Partido Popular, que llevaba las riendas de Madrid desde hacía 24 años.

Carmena, que obtuvo la mayoría absoluta, podrá poner en práctica algunas de las medidas más emblemáticas anunciadas durante su campaña, como detener grandes operaciones urbanísticas que se están llevando a cabo, así como auditar la deuda y los contratos municipales de Madrid.

Entretanto, Barcelona se aprestaba a para investir a otra alcaldesa, también ungida por los “indignados” y Podemos: la activista antidesahucios Ada Colau, de 41 años.

El viernes, tanto el Partido Socialista como los independentistas de izquierda de ERC, segunda fuerza regional, anunciaron que votarían a la candidata de Barcelona en Común, que se asegura así su elección como alcaldesa a pesar de su corta victoria electoral, con 11 ediles sobre un total de 41.

Listas con postulados similares dirigirán Valencia, un histórico feudo conservador plagado de escándalos de corrupción, Sevilla y Zaragoza, las ciudades más grandes de España después de Madrid y Barcelona.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Siga toda la actualidad internacional descargando la aplicación RFI