Saltar al contenido principal
SUDARIO TURIN

El Papa veneró la Sábana Santa de Turín

El Papa Francisco ante la Sábana Santa de Turín.
El Papa Francisco ante la Sábana Santa de Turín. Keystone
Texto por: RFI
3 min

El Papa Francisco visitó este domingo Turín y veneró el Santo Sudario o mejor dicho la Sábana Santa de Turín, una tela que se cree envolvió el cuerpo de Jesús y que excepcionalmente está expuesto al público hasta este 24 de junio. La mortaja no deja de ser un misterio para la ciencia al tener impreso el cuerpo y rostro de un hombre ensangrentado.

Anuncios

Este domingo el Papa Francisco visitó Turín y rezó unos momentos en silencio frente a la Sábana Santa de Turín para luego declarar: “Icono de amor es el Santo Sudario, que ha atraído a muchas personas aquí a Turín. La Sábana Santa atrae hacia el rostro y el cuerpo martirizado de Jesús, y a la vez, nos empuja hacia el rostro de cada persona que sufre y que es injustamente perseguida”.

El Sudario de Turín o mejor dicho, la Sábana Santa o Síndone, es el lienzo que según la tradición católica, envolvió el cuerpo de Jesús. El lienzo por lo general se mantiene resguardado, pero en ocasiones especiales y a pedido Papal se expone al público. Desde el 19 de abril hasta el 24 de junio tiene lugar esta Ostensión de la Síndone (exposición al público) que ha atraído a miles de visitantes a esta ciudad. Cabe señalar que su acceso es gratuito, pero por cuestiones de organización, los visitantes deben reservar su boleto por Internet.

Desde 1578 la Síndone está en Turín y fue propiedad de la casa real de los Saboya hasta en 1983 cuando fue obsequiada al Papa Juan Pablo II. El manto es una tela alargada de lino de 8 por 2 cubits, la antigua medida de los judíos de Israel (4.40 metros de largo por 1.10 de ancho) y tiene impresa la imagen del frente y la espalda de un hombre que fue crucificado.

La autenticidad de la Sábana Santa fue puesta en entredicho cuando en 1988 se le hizo la prueba de Carbono 14 y se dedujo que la tela databa de la Edad Media. Más tarde otros expertos objetaron que las condiciones en las que se llevó a cabo la prueba no fueron las correctas ya que el pedazo de tela extraído tenía fibras de los remiendos hechos en el siglo 16, después de que la tela sufriera un incendio. Así también dicho incendio de 1532 depositó sobre la tela una cantidad exagerada de carbono 14.

La Iglesia Católica por su parte no adopta ninguna postura oficial respecto a la autenticidad de este lienzo limitándose a afirmar que se trata de un “ícono” de la devoción cristiana.

Sin embargo, para la ciencia es un misterio cómo la tela refleja la imagen de un hombre con barba, con varias heridas en su rostro. Pero la imagen de la sábana se puede apreciar mejor en negativo, proveniente de una fotografía tomada en 1898 por Secondo Pia, un fotógrafo italiano aficionado.

Cabe recalcar que en el 2010 la Sábana Santa fue expuesta durante 44 días, por pedido de Benedicto XVI y atrajo en aquel entonces a más de dos millones y medio de peregrinos provenientes de todo el mundo. La actual Ostensión que termina este 24 de junio probablemente haya atraído a un número aún mayor, por por ser más larga su duración (67 días).
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.