Unión europea

Presuntos implicados en el drama de los 71 migrantes permanecerán detenidos

La policía escolta a uno de los sospechosos de la muerte de 71 migrantes, hallados en un camión abandonado en Austria. Kecskemet, Hungría. 29 de agosto de 2015.
La policía escolta a uno de los sospechosos de la muerte de 71 migrantes, hallados en un camión abandonado en Austria. Kecskemet, Hungría. 29 de agosto de 2015. Reuters

Cuatro hombres, presuntamente implicados en el drama del camión hallado el pasado jueves, con 71 cadáveres, en una autopista austríaca, fueron presentados este sábado ante un tribunal de la localidad húngara de Kecskemet, a medio camino entre Budapest y la frontera serbia. Tras la audiencia, la justicia decidió mantenerlos encarcelados durante un mes.

Anuncios

Según el portavoz de la policía austríaca, los detenidos podrían ser “los pequeños ejecutores (…) de una banda búlgaro-húngara de tráfico de seres humanos”. Estos hombres figuran entre varias personas arrestadas durante una operación conjunta lanzada por las fuerzas de seguridad, austríacas y húngaras, luego del macabro hallazgo.

El camión llevaba el logo de una empresa avícola eslovaca y tenía matrícula húngara. Su hallazgo fue posible luego de que un hombre alertara a la policía al constatar que el vehículo refrigerado había sido abandonado y perdía agua.

En una conferencia de prensa, la policía austriaca informó este viernes que los 71 migrantes (59 hombres, ocho mujeres y cuatro niños), eran “probablemente refugiados sirios.

En espera de los resultados de las autopsias, las autoridades estiman que los migrantes podrían haber muerto por asfixia. Por su lado, el diario austríaco Oesterreich indicó que las víctimas estaban encerradas en 15m2, sin ningún tipo de ventilación y podrían haber muerto en una hora.

SOS de Ban Ki-moon

“Hago un llamado a todos los gobiernos implicados para que den respuestas globales, desarrollen canales legales y seguros de migración y actúen con humanidad, compasión y respeto por sus obligaciones internacionales”, declaró este sábado el secretario general de Naciones Unidos, y afirmó estar “horrorizado” por la tragedia humana de Austria.

En el plano político, el canciller austriaco, Werner Fayman, habló por teléfono con el mandatario francés, François Hollande. Ambos dirigentes se mostraron determinados “a luchar con firmeza” contra las redes de traficantes de seres humanos, según un comunicado de la presidencia francesa.

Los dos responsables políticos también abogaron por aplicar sin tardar las decisiones tomadas por el Consejo Europeo, entre ellas la apertura de los “centros de acogida necesarios en Italia y en Grecia” y el reparto “equitativo” de los demandantes de asilo entre los países de la Unión Europea.

Por su lado, Suiza, Alemania e Italia lanzarán en septiembre una unidad de intervención conjunta para detectar y desmantelar las redes de traficantes que traen a los migrantes a Europa, señalaron las autoridades suizas.

Durante los siete primeros meses de 2015, el número de inmigrantes en las fronteras de la Unión Europea alcanzó 340.000, contra 123.500 en el mismo período en 2014, según la agencia Frontex encargada de las fronteras exteriores del espacio Schengen.

Se estima que al menos de 2.300 personas han perdido la vida desde inicios de este año intentando cruzar el Mediterráneo, según un balance establecido a mediados de agosto por la OIM.

Esta cifra creció nuevamente el jueves cuando más de 30 migrantes murieron al naufragar una embarcación frente a las costas de Libia.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas