Unión Europea

Juncker pide distribuir a 160.000 refugiados pero deportará más inmigrantes ilegales

El presidente de la Comisión  Europea Jean-Claude Juncker, el 9 de septiembre de 2015  en Estrasburgo.
El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, el 9 de septiembre de 2015 en Estrasburgo. Fuente: Reuters.
Texto por: RFI
3 min

En su primer discurso sobre el estado de la Unión Europea ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo, el presidente de la Comisión ha pedido que la distribución de los 160.000 sea obligatoria a partir de semana que viene. Sin embargo, ha anunciado que se reforzarán las fronteras de Europa y se deportarán más inmigrantes ilegales.

Anuncios

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha afirmado este miércoles que propondrá a los 28 Estados de la Unión Europea (UE) que la distribución de 160.000 refugiados sea obligatoria. En este sentido, ha solicitado la unidad de los miembros de la UE para poder resolver la grave crisis migratoria que vive Europa. Además, ha considerado que la inmigración podría ser una oportunidad para aquellos países europeos que en un futuro próximo necesiten mano de obra.

 
“No es el momento de tener miedo. Es el momento para una acción audaz, determinada y concertada por parte de la Unión Europea, por parte de sus Estados miembros y por parte de sus instituciones”, ha afirmado Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Jean-Claude Juncker también se mostró favorable a que los refugiados puedan trabajar durante la tramitación de su permiso de asilo. El presidente de la Comisión Europea (CE) ha pedido a los europeos que no discriminen a los refugiados por motivos étnicos o religiosos. “No existe religión, creencia o filosofía cuando se trata de refugiados. Nosotros no discriminamos”, ha asegurado Juncker.

Asimismo, el presidente de la CE ha propuesto crear una lista de países de origen seguros, una medida que tiene como objetivo agilizar el proceso de solicitudes de asilo. Sin embargo, aunque se mejore la protección a los refugiados, Juncker también ha anunciado que la UE reforzará sus fronteras y deportará a más inmigrantes ilegales.
 

En el discurso para hacer un balance del primer año de gobierno de la Comisión, Juncker también ha anunciado la creación de un fondo fiduciario de emergencia de 1.8000 millones de euros para la cooperación. “La Comisión Europea propone hoy establecer un fondo fiduciario de emergencia, que comenzará con 1.800 millones de euros de nuestros recursos financieros comunes para hacer frente a la crisis en el Sahel, en el Cuerno de África y el norte de África”, ha señalado Juncker. Unas medidas que buscan, según el mandatario europeo, luchar contra las causas de la inestabilidad, los desplazamientos forzados y la inmigración ilegal.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas