Refugiados

Suecia: ¿la tierra prometida de los refugiados sirios?

Refugiados sirios caminan hacia la frontera entre Dinamarca y Suecia luego que el servicios de trenes daneses fuera suspendido.
Refugiados sirios caminan hacia la frontera entre Dinamarca y Suecia luego que el servicios de trenes daneses fuera suspendido. Reuters

Unos 300 refugiados, en su mayoría sirios intentan cruzar Dinamarca a pie con el objetivo de llegar a Suecia, país que desde 2003 cuenta con un efectivo plan de acogida para los sirios que huyen de la guerra civil. Se calcula que unos 15 mil refugiados de esa nacionalidad han llegado a Suecia en lo que va de 2015. 

Anuncios

 Caminar hasta llegar a Suecia. Esa es la determinación de unos 300 refugiados sirios que, tras la suspensión del servicios de trenes entre Dinamarca y Suecia, y de la negativa del gobierno danés de dejarles llegar hasta el vecino país, se echaron a andar hacia un país que sólo han visto por Internet, pero del que saben lo suficiente como para querer vivir allí.

Y es que durante estas semanas de crisis migratoria se habla mucho de la cantidad de refugiados que recibirán naciones como Alemania o Francia, pero poco o casi nada de Suecia, uno de los primeros del continente europeo en abrir sus puertas a refugiados de la guerra de Siria, en 2013.

Desde ese momento unos 40 mil refugiados sirios han llegado a Suecia, beneficiándose de una política de entrega de asilo, permitiéndoles la reunificación familiar, es decir, traer hasta Suecia a sus familiares más cercanos.

‘Muchos de los refugiados tienen familiares que han venido antes a Suecia – dice la académica de trabajo social Norma Montesinos de la Universidad de Lund-. Saben que han podido quedarse, que acá no es como en Dinamarca o Hungría. Sin embargo agrega que la reunificación familiar sigue siendo larga y complicada ’.

Según datos de la Agencia sueca de Migraciones en lo que va de este año se han concedido 12.248 asilos a refugiados sirios, una cifra que evidentemente va a crecer en la medida en que el flujo migratorio se ha incrementado en los últimos meses. Si en pleno 2013 unos 1.800 sirios llegaban cada semana a Suecia, el número de ingresos de estas últimas semanas podría ser mayor, aunque todavía no se cuenta con datos oficiales.

‘Sí, Suecia lo hizo antes que el resto de Europa – otorgarle asilo a los refugiados sirios que lograron llegar a sus fronteras, el país esta subordinado a las políticas migratorias restrictivas de la Unión Europea’, dice la experta de la Universidad de Lund. Agrega que la sociedad Sueca se ha empezado a movilizar a favor de la acogida de los sirios, hace 10 días, cuando se publico la foto de un niño ahogado en una playa turca. Es como si la guerra Siria hubiera empezado solo hace 10 días. Tampoco hay que idealizar a Suecia, país que castiga a las compañías que permiten volar en ellas a personas que no cuenten con una visa’.

Precisamente los problemas locales que enfrenta Suecia- una tasa del desempleo del 7,8 por ciento, sumado a las dificultades de acceso a la vivienda- podrían complicar la integración de los refugiados sirios. ‘La incorporación de los refugiados a la sociedad sueca es un tema bastante complejo. Hay dificultades para obtener vivienda, tampoco hay que negar que existe discriminación. Pero se dice que los sirios vienen con un capital cultural y académico que podrían facilitar las cosas’, señala Norma Montesinos de la Universidad de Lund, quien crítica que el hecho de que hay muchas personas permanezcan en centros de acogidas varios meses después de su llegada al país, un factor que obstaculiza su inserción a la sociedad y que según la académica, el gobierno sueco no parece querer resolver a corto plazo.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas