Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Electrodomésticos costosos para el medio ambiente

Audio 04:15
®Ecodes.org
Por: Silvia Celi
8 min

Se supone que los consumidores compran cada vez mejores televisiones, neveras, microondas y otros aparatos cotidianos que hacen el mismo trabajo por el mismo precio, pero utilizando menos energía. Sin embargo algunos fabricantes y distribuidores no siguen estas normas.

Anuncios

El ecodiseño europeo y las normas de etiquetado energético requieren que muchos productos respeten los límites del consumo energético, al igual que otros criterios medioambientales. El control del mercado ayuda a asegurar una normativa igualitaria para fabricantes y comerciantes, lo que a su vez ayuda a reducir nuestras facturas de electricidad.

Se estima que sólo con la Directiva de Ecodiseño podría llegar a ahorrar a Europa 90 miles de millones de euros por año en 2020, es decir casi 280 € por cada hogar en la UE. El clima es otro gran ganador cuando las normas se siguen. Con esta campaña se previene que dos millones de toneladas de CO2 desestabilicen nuestro clima cada año. Lamentablemente, parece que no es siempre el caso.

Falta de control del mercado

Las actividades formales de control del mercado varían según los diferentes países. Se estima que hasta una quinta parte del ahorro se pierde porque productos inadecuados llegan al mercado y a nuestras casas.

Esto además de subir nuestra factura de electricidad, causa una gran pérdida de energía, cerca de 100 TWh (teravatios por hora) cada año, la misma cantidad de energía eléctrica que consume Europa del Este a nivel residencial.

Las organizaciones Ecoserveis, WWF y ECODES han lanzado la campaña #SaLeCaro para recordar a los consumidores la importancia que tiene el consumo responsable y sostenible para fomentar la economía circular.

Además, proponen herramientas Eurotopten.es, MarketWatch y ecoGator de consulta online que ayuden a la selección de los aparatos de alta eficiencia energética que mejor cubran las necesidades de los consumidores, para que estas rebajas no les salgan caras a ellos y al planeta.

Ecoserveis, WWF y ECODES recuerdan a los consumidores que antes de comprar nuevos equipos eléctricos y electrónicos analicen si realmente los necesitan. Si la respuesta es sí, tampoco se puede olvidar que los equipos más grandes (electrodomésticos, televisiones, etc.) no son los más adecuados para todos los hogares.

Por otra parte, el menor consumo de electricidad que se pretende conseguir al sustituir un equipo por otro con tecnología más eficiente no será tan importante si lo que hacemos es incrementar el tamaño o la capacidad del nuevo. Por ejemplo, una televisión eficiente de 28 pulgadas consume 1/3 parte de la energía que consume una televisión de 65 pulgadas con las mismas características.

Para Ecoserveis, WWF y ECODES, el hecho de que en las tiendas cada vez encontremos electrodomésticos de mayor capacidad choca con la realidad de que las familias y los hogares españoles son cada vez más pequeños.

Por otra parte, es importante revisar la etiqueta energética de los equipos eléctricos y electrónicos y la ficha de producto antes de comprar uno nuevo, teniendo en cuenta que la categoría más eficiente para la mayoría de los productos es la A+++. Los consumidores tienen a su disposición las herramientas Eurotopten.es, MarketWatch y ecoGator para que incorporen con rigor la eficiencia energética dentro de sus criterios de compra.

Estas organizaciones piden a los consumidores que antes de comprar piensen en el impacto de lo que adquirimos. La fabricación de cada aparato requiere el consumo de importantes cantidades de materias primas, como por ejemplo metales (cobre, oro, mercurio, plomo, acero, etc.) y el consumo de energía. También suponen la generación de residuos altamente tóxicos y nocivos, no sólo para el planeta sino también para la salud humana.

La Comisión Europea recientemente ha adoptado un nuevo paquete de medidas sobre la economía circular para ayudar a las empresas y los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular donde se utilicen los recursos de modo más sostenible.

Entre otros beneficios, se espera que estas medidas mejoren el reciclaje, la reparación y la reutilización de nuestros electrodomésticos. Todo ello encaminado a preservar y mejorar el capital natural, optimizar el uso de los recursos y fomentar la eficacia del sistema, los tres principios de la economía circular.

Entrevistada: Mónica Vidal, representante para Europa de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

Fuente: MarketWatch y comunicado conjunto de WWF, ECODES y Ecoserveis.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.