Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

España vuelve a las urnas para intentar formar un gobierno

Audio 04:11
El actual presidente del gobierno y candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy.
El actual presidente del gobierno y candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy. REUTERS/Juan Medina

Todo parece indicar que este 26 de junio no se resolverá el embotellamiento parlamentario que provocó la repetición de elecciones en España, después de que los partidos políticos no se pusieran de acuerdo para formar un gobierno.

Anuncios

Las encuestas coinciden en que el derechista Partido Popular (PP) ganará las elecciones, pero también advierten de que nadie obtendrá la mayoría absoluta. Por lo mismo, ninguna formación tendría votos suficientes para formar un gobierno, algo que los analistas consideran en cierto modo positivo ya que promueve las alianzas parlamentarias.

Sin embargo, en esta ocasión hay un elemento novedoso, y es que la izquierda emergente, la de los Indignados, aliada con la izquierda tradicional en la coalición Unidos Podemos, podría desbancar de la segunda plaza al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que se muestra incapaz de sintonizar con las nuevas generaciones tras el desgaste de casi cuatro décadas turnándose en el poder con la derecha.

El desempleo que supera el 22% y que hace estragos en el sector juvenil, la falta de expectativas y la sensación de que ni la derecha ni la izquierda clásica son capaces de enderezar el rumbo del país, son otros tantos factores que explican la caída de los socialistas y el repunte de la coalición Unidos Podemos, liderada por Pablo Iglesias y que tiene en los jóvenes una de sus principales canteras.

El actual presidente y candidato del PP, Mariano Rajoy, se perfila como el mejor posicionado para intentar formar un gobierno en primera convocatoria, quizás con el apoyo de la derecha más moderada de Ciudadanos. Sin embargo, la arrogancia con la que ha gobernado Rajoy en los últimos cuatro años genera demasiadas antipatías en el Parlamento por lo que no se descarta un nuevo bloqueo a su investidura.

Si el PP fracasa, sería el segundo partido mayoritario, Unidos Podemos o el PSOE, el que intentaría llevar a su candidato a la presidencia.

Lo que parece evidente es que habrá de nuevo un carrusel de negociaciones, y que los líderes de los cuatro partidos españoles más importantes tendrán que ceder en sus demandas si quieren formar un gobierno y evitar la llegada de unas terceras elecciones.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.