Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Tachia Quintanar, actriz y musa de poetas y escritores

Audio 22:07
La actriz española Tachia Quintanar en los estudios de RFI.
La actriz española Tachia Quintanar en los estudios de RFI. Foto : Jordi Batallé
Por: Jordi Batallé
25 min

Redifusión. Se presentó en el Espacio Aliés Guinard en Châtillon, localidad aledaña a París, la actriz española Tachia Quintanar con un recital titulado Muy airosa criatura es Dulcinea. En la velada ofreció un repaso a la poesía femenina a través de la historia para celebrar la reciente Jornada Internacional de la Mujer.

Anuncios

Tachia Quintanar ha nacido en la localidad vasca de Eibar, en 1929

Su verdadero nombre es Concepción Quintana. Es hija de Matías Quintana, oficial de notaría, y de Concha Echevarría. Pasó su infancia en Bilbao y estudió Arte Dramático en Madrid. En 1953 se mudó a París ya que debido a la dictadura no podía hacer obras de teatro de su agrado. Allí realizó estudios con René Simon y Tania Balachova.

En 1950 conoció en Bilbao al poeta Blas de Otero, con quien mantuvo una relación sentimental a lo largo de diez años, y posteriormente una sólida amistad hasta la muerte del poeta en 1979. Precisamente fue Blas de Otero quien le puso el apodo de Tachia, creado a partir de la inversión de las dos últimas sílabas de «Conchita». Además, aparece citada en sus versos, como en el poema «Y el verso se hizo nombre» (Ancia, 1958).

Tachia Quintanar en 1956
Tachia Quintanar en 1956

En 1956 conoció en París a Gabriel García Márquez, con quien mantuvo una intensa relación sentimental que duró un año. En la época en la que vivieron juntos sufrieron grandes estrecheces económicas, que García Márquez retrató en El coronel no tiene quien le escriba, obra que escribió en esa época. Años más tarde, el escritor le dedicaría la versión francesa de El amor en los tiempos del cólera. En esta novela, García Márquez hace un guiño a Tachia, ya que la protagonista es, como ella, sorda del oído izquierdo.2

Durante muchos años, su casa y sus recitales poéticos fueron un punto de encuentro en París para los emigrantes y exilados durante el franquismo. En los años sesenta conoció al cantautor Paco Ibáñez, cuando este estaba dando sus primeros pasos en la música, y desde entonces ha colaborado con él en numerosos recitales poético-musicales.

Su hijo Juan Rozoff es compositor e intérprete de música funk.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.