Saltar al contenido principal

Turquía: ni los empresarios escapan a la furia de Erdogan

El presidente turco Tayyip Erdogan en el palacio presidencial en Ankara el 4 de agosto de 2016.
El presidente turco Tayyip Erdogan en el palacio presidencial en Ankara el 4 de agosto de 2016. Murat Cetinmuhurdar/Presidential Palace/Handout
Texto por: RFI | Ricardo Ginés
2 min

Primeron fueron los militares, luego los funcionarios públicos, seguidos por los docentes y universitarios. La purga no perdonó ni siquiera a decenas de árbitros de fútbol. Ahora el presidente turco Recep Tayyip Erdogan va tras los lazos económicos de los seguidores Fettulah Gülen, a quién acusa de estar detrás del golpe de estado fallido.

Anuncios

Después de casi 70 mil expulsiones de funcionarios tanto en la educación como en la judicatura y las fuerzas de seguridad, las purgas continuarán ahora en el sector económico, ha hecho saber este jueves Erdogan. 

En Turquía casi nadie duda de que el líder ideológico del intento de golpe de Estado militar del pasado 15 de julio sea Fettulah Gülen, un clérigo musulmán exiliado en los Estados Unidos desde 1999.

Las relaciones de Erdogan y Gülen se deterioraron en 2013 con las revelaciones de un caso de corrupción que implicó a ministros cercanos a Erdogan.

Gülen está presente en la política turca desde los años 1970, antes de la llegada al poder de Erdogan. En los 1990 se alío con él cuando era alcalde de Estambul y cuando llegó al poder en 2002.

Estado de emergencia

El Gobierno turco ha decretado un Estado de emergencia que debería durar de seis semanas a tres meses. Y ha suspendido asimismo de forma temporal la convención por los derechos humanos: así tiene carta blanca para las purgas.

Y ahora la pretendida limpieza se dirigirá hacia los vínculos económicos de los gulenistas.

En concreto, en un discurso ante presidentes de cámaras de comercio en Ankara, Erdogan ha avisado que su ejecutivo está "determinado a cortar totalmente los vínculos empresariales de esta organización, que tiene las manos manchadas de sangre"

Segun el diario progubernamental Karar (Decisión) mças de seis mil empresarios podrian resultar afectados por las purgas.

“Del mismo modo que no perdonamos a los que disparan la bala, no perdonaremos a aquellos que financiaron la bala", amenazó Erdogan este jueves. 

El mandatario también pidió perdón a Dios y al pueblo turco por haberse dejado engañar por el movimiento Gülen.

Es un perdón que no parece ofrecer ahora a otros que pudieran haber sido también engañados como él.

Con agencias y con nuestro corresponsal en Estambul, Ricardo Ginés.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.