Saltar al contenido principal
Unión Europea

El Parlamento Europeo plantea una regulación para los robots

Detalle de fotograma de la película Blade Runner, de Ridley Scott.
Detalle de fotograma de la película Blade Runner, de Ridley Scott. DR.
3 min

Las imágenes de los replicantes en la película Blade Runner de Ridley Scott o Inteligencia Artificial, de Steven Spielbeg… ¿Ciencia ficción o realidad cercana? El Parlamento Europeo ha votado este jueves a favor de una resolución en que pide a la Comisión Europea que impulse una nueva normativa capaz de regular la inteligencia artificial y la creación de una agencia especializada en la materia. La Eurocámara es la primera institución del mundo que pide una regulación parecida.

Anuncios

Por Esther Herrera, corresponsal de RFI en Bruselas

A pesar de ser ciencia ficción, la robótica ya ha empezado a entrar en nuestras vidas: los drones, los vehículos sin conductor o los robots quirúrgicos. Sin embargo, las dudas no han cesado, ¿qué ocurre cuándo un automóbil sin conductor provoca un accidente o atropella un peatón? ¿Quién es el responsable jurídico?

A la Eurocámara también le preocupa el riesgo que tienen los robots en caso que irrumpan en el mercado laboral. Según la Organización por la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el 57% de los trabajos actuales están en riesgo de desaparecer para ser substituidos por máquinas. La Unión Europea calcula que se pueden crear también 100 millones de puestos de trabajo de aquí a 2025, pero solo se destinarían a trabajadores altamente cualificados, lo que conllevaría un aumento de las desigualdades. Por ello, el Parlamento cree que hay que garantizar un fondo de ayuda económica para compensar todos los puestos de trabajo que pueden destruir los robots, y propone, por ejemplo, que las máquinas paguen impuestos.

Sin embargo, en muchos lugares los humanos ya conviven con robots. Los casos más numerosos se encuentran en Asia, pero Europa tampoco es una excepción. Actualmente, en dos hospitales dess Bélgica, ya cuentan con un robot en la recepción, que responde a las dudas de los pacientes e indicar hacia donde deben dirigir sus consultas. En la misma localidad, otro robot ayuda a los ancianos de una residencia a hacer ejercicio.

¿Y qué ocurre si estos robots se rebelan contra la especie humana? La Eurocámara propone que se instaure un ‘botón de la muerte’ para desconectar a las máquinas. “Necesitamos una regulación para que humanos y robots puedan coexistir”, argumenta la ponente del informe del Parlamento, Mady Delvaux.

El informe advierte que “a largo plazo” la inteligencia artificial pueda superar la capacidad intelectual humana, de manera de que los robots puedan tomar decisiones sin el consentimiento humano. Por ello, el Parlamento quiere utilizar las leyes de Isaac Asimov, en que el científico y escritor, exigía que un robot nunca tendría permitido desobedecer a un humano, y adaptarlas al siglo XXI. De lo contrario, temen que las afirmaciones de Stephen Hawking se cumplan, quien aseguró recientemente que el desarrollo total de la inteligencia artificial podría llevar “al fin de la especie humana”.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.