Unión Europea | Brexit

Reino Unido: el laberinto para, al fin, salir de la UE

Un empleado prepara la presentación de las banderas en vista de la primera vuelta de las negociaciones sobre el brexit en Bruselas, el 17 de julio de 2017.
Un empleado prepara la presentación de las banderas en vista de la primera vuelta de las negociaciones sobre el brexit en Bruselas, el 17 de julio de 2017. REUTERS/Yves Herman

Mientras prepara su salida de la Unión Europa, el gobierno del Reino Unido quiere mantener durante uno o dos años una unión aduanera con el continente. El pedido no tuvo eco en Bruselas que prefiere primero el pago a la UE por el brexit.

Anuncios

Con nuestra corresponsal en Bruselas, Esther Herrera.

La pertenencia a la unión aduanera de la UE, que permite el libre movimiento de bienes, acabará teóricamente cuando Londres abandone el bloque en marzo de 2019, al término de dos años de negociaciones.

Sin embargo, el Departamento británico para la Salida de la UE (Dexeu, según sus siglas en inglés), anunció que buscará prolongar su adhesión durante "un periodo limitado" para dar tiempo a las empresas a acomodarse a la nueva situación, en el primero de una serie de documentos detallados sobre su futura relación con Bruselas.

Pero la posición de la Comisión Europea es muy clara: no es momento de hablar sobre el futuro entre la UE y el Reino Unido. Hay que abordar primero la factura que tiene que pagar Londres, la situación con Irlanda del Norte y los derechos de los ciudadanos.

“Cuanto antes se resuelvan estas cuestiones, antes se abordarán el resto de aspectos”, ha recordado el negociador europeo del brexit, Michel Barnier.

Entre los asuntos claves está la postura sobre la frontera en Irlanda del Norte y la República de Irlanda una vez que el Reino Unido salga de la UE.

“Lo importante es cómo mantener la libre circulación y proteger los acuerdos de Viernes Santo. Hay que esperar a tener una conversación política sobre ello”, dijo la portavoz de la Comisión Europea, Annika Breidthardt.

El representante sobre el brexit en la Eurocámara, Guy Verhofstadt, se mostró más crítico y consideró las propuestas de Londres como una “fantasía”.

La próxima ronda de negociaciones entre la UE y Reino Unido será la última semana de agosto. Esta vez, Bruselas espera que haya más progresos que en las dos anteriores.

Con agencias

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas